Desinterés o confusión. Padres no llevan a sus hijos a controles de PROSANE.
ADOSAC anuncia 3 días de paro, que podrían ser 4
Hoy es martes 17 de julio de 2018 y son las 01:14 hs. ULTIMOS TITULOS: El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Sergio Massa le deseó un "pronto restablecimiento" a Macri tras el cuadro de arritmia / Ricardo Lorenzetti: "Los ataques y presiones a los jueces debilitan la credibilidad" / Rodolfo Canicoba Corral, sobre los jueces militantes: "No los entiendo" / 12 fotos de la cumbre de jueces en el Vaticano sobre trata y crimen organizado / El papa Francisco a los jueces: "Yo sé que sufren presiones y amenazas" / El fiscal Guillermo Marijuán allanó una propiedad que Lázaro Báez comparte con Cristina Elisabet Kirchner / Mayra Mendoza: "No imagino el ánimo de la gente llegado fin de año si continuamos así" / Las CTA protestaron en Plaza de Mayo contra el cepo laboral y el aumento de las tarifas / La Coalición Cívica denunció a Scioli por fraude contra la administración pública / Tras el procesamiento, Cambiemos avanza con la remoción de Echegaray de la AGN / Crisis en Venezuela: "Mauricio Macri tiene que escoger si está con la democracia o con la dictadura", pidió la opositora Corina Machado /

  OPINIÓN  15 de mayo de 2016
Apuntes Ciudadanos: Relativamente algo hemos mejorado
En esta columna, Alejandro Rojo Vivot (1) nos acerca la historia a nuestro siglo y como inciden en nuestras sociedades actuales, donde hay personas que creen que la historia comienza con ellos, cuando antes pasaron muchas cosas. HUMOR, POLÍTICA y AFINES XXV.

(En) la investigación de la técnica del chiste observamos que el contrasentido que aparece en el mismo es con frecuencia una sustitución de la burla o la crítica existentes en los pensamientos que tras el chiste se esconden, cosa en la elaboración del chiste actúa en forma idéntica a la de los sueños”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

El extraordinario victoriano escritor británico Oscar Fingal Oˈ Fkahertie Wills Wilde, (1854-1900), que ejerció un muy inteligente sentido del humor tanto en sus ensayos como sus obras de teatro, apuntó en 1891: “cualquiera puede hacer historia. Sólo un gran hombre puede escribirla”. [3] En el siglo XXI hay quienes, como si fuera una magistral ironía, sostienen que la historia comienza con ellos y así les va.

Las frecuentes violentas invasiones y dominaciones por parte de varios países europeos, durante centurias, a diversos territorios de ultra mar fueron las consecuencias de políticas públicas acompañadas por comerciantes, cronistas, financistas e iglesias, que avasallaron poblaciones íntegras, sustrajeron sus bienes, obligaron a renegar de creencias, etcétera. La expansión económica y la ampliación de algunos poderes religiosos fueron los grandes motores.

Al mismo tiempo hubo preclaras y valientes voces que denunciaron abiertamente esos aberrantes latrocinios lo que demuestra cabalmente que la ideología sustentada por los colonialistas, por lo menos, lejos estaba de ser un valor cultural uniformemente aceptado.

El sevillano dominico Fray Bartolomé de las Casas (1474- 1484), [4] cuyo padre integró la tripulación en el segundo viaje del genovés Cristóbal Colón (1436-1451), fue el primer sacerdote ordenado en América (1510) y en 1552 se publicó en forma ilícita su obra más conocida que buscó incidir en las políticas públicas de su época: “Brevísima relación de la destrucción de las indias”, que logró amplia difusión en España como en el resto de Europa, fundando en parte lo que se denominó “la leyenda negra”, es decir, la toma de conciencia más integral de lo que significó el avasallamiento de individuos y pueblos enteros en nombre de la doctrina católica y la civilización occidental como única valedera o más conveniente.

A lo largo del libro, que ojalá sea propuesto como bibliografía a los estudiantes, el autor realiza seis relatos de como el accionar civilizador mutilaba a los habitantes originales de las tierras salvajes.

“De cierto tirano particular dicen los testigos que hizo grandes crueldades, matando y cortando muchas manos y narices a hombres y mujeres y destruyendo a muchas gentes. (…)

Otra vez, porque no le dieron un cofre lleno de oro los indios, que les pidió este cruel capitán, envió gente a hacer guerra, donde mataron infinitas ánimas, e cortaron manos e narices a mujeres y a hombres que no se podrían contar, y a otros echaron a perros bravos, que los comían y despedazaban. (…)

Otro sí, estaba el niño en el suelo, le cortaban las piernas con el espada. Alguna gente que pudo huir desta tan inhumana crueldad, pasáronse a una isla pequeña que está cerca de allí ocho leguas en el mar, y el dicho gobernador condenó a todos estos que allí se pasaron que fuesen esclavos, porque huyeron de la carnicería. (…)

Este cacique y señor anduvo siempre huyendo de los cristianos desde que llegaron a aquella isla de Cuba, como quien los conocía, e defendíase cuando los topaban, y al fin lo prendieron. Y sólo porque huía de gente tan inicua e cruel y se defendía de quien lo quería matar e oprimir hasta la muerte a sí e toda su gente y generación, lo hubieron vivo de quemar. Atado a un palo decíale un religioso de San Francisco, sancto varón que allí estaba, algunas cosas de Dios y de nuestra fe, (el cual nunca las había oído), lo que podía bastar aquel poquillo tiempo que los verdugos le daban, y que si quería creer aquello que le decía iría al cielo, donde había gloria y eterno descanso, e si no, que había de ir al infierno a padecer perpetuos tormentos y penas. El, pensando un poco, preguntó al religioso si iban cristianos al cielo. El religioso le respondió que sí; pero que iban los que eran buenos.

Dijo luego el cacique, sin más pensar, que no quería él ir allá, sino al infierno, por no estar donde estuviesen y por no ver tan cruel gente. Esta es la fama y honra que Dios e nuestra fe ha ganado con los cristianos que han ido a las Indias”. [5]

 

[1] Ha viajado, en muchas oportunidades, a casi todas las provincias argentinas y países de América y el Caribe, por invitaciones de universidades, gobiernos, legislaturas, entidades de la sociedad civil y organismos internacionales, para brindar asesoramientos, clases especiales y talleres. 

[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Página 1088. Madrid, España. 1973.

[3] Wilde, Oscar. El crítico como artista. Hyspamérica. Página 37. Buenos Aires, Argentina. 1985.

[4] Algunos autores fijan a 1484 como el año de su nacimiento.

[5] Casas, Bartolomé de las. Brevísima relación de la destrucción de las Indias. Sarpe. Páginas 48, 54 y 132. Madrid, España. 1985.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas





LO MAS LEIDO DEL MES

 
Novedades policiales de El Calafate
Comenzaron los despidos en el Correo Argentino
Provincia reconoció a establecimiento Waldorf
¿Cuántos habitantes somos?
Falleció Belén y su esposo pide por donantes de médula ósea
 

HORÓSCOPO

 
Acuario
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
27.00
28.00

 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2018

 
COMENZÓ LA RUPTURA DEL GLACIAR MORENO
LA GRILLA COMPLETA DE LA FIESTA DEL LAGO 2018
Por su retroceso el Glaciar más grande de la Argentina se queda sin visitas
Ya hay evacuados por la inundación
Sebastián Yatra lanzó su video grabado en El Chaltén
 


Ahora Calafate - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet