VIDEO. Los nuevos guardaparques de Los Glaciares.
Marcha Celeste contra la Ley de Aborto
Hoy es lunes 20 de agosto de 2018 y son las 21:23 hs. LA VACA ATADA SA convoca al personal de temporada para manifestar, dentro de los próximos 5 días, su voluntad de continuar la relación laboral para la temporada 2018 – 2019 debiendo presentarse en Av Libertador 1176 de 13 a 15hs.//

  OPINIÓN  6 de agosto de 2018
APUNTES CIUDADANOS: EL NEFASTO AUTORITARISMO
Una nueva columna de opinión de Alejandro Rojo Vivot., HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CXXXIII

“No es el que dice el chiste quien lo ríe y goza, por tanto, de su efecto placiente, sino el inactivo oyente”. [1]

Sigmund Freud (1856-1939)

 

 

El humor puede ser empleado también para construir caricaturas de las más aberrantes políticas autoritarias, tanto por sus propias contradicciones como las perversas consecuencias generadas por la complicidad complaciente de los serviles, temerosos, aduladores o los obsecuentes, denigrando la condición humana y al ejercicio de los derechos humanos.

El popular escritor y político Chinguiz Aitmátov (1928-2008) describió en detalle a su patria y, con particular valentía, al régimen soviético militarizado mediante un partido único, que finalizó implosionando.

“Un jefe de la administración regional llamó un buen día al director de nuestro periódico de distrito preguntando por qué se hacía propaganda de la Norteamérica capitalista en las páginas de su periódico Amanecer del socialismo. El director, que es un cobarde y un lameculos como hay pocos –le conozco porque estudiamos un tiempo juntos- se quedó tartamudo del susto. ʻNosotros no hemos escrito nada acerca de Norteamérica. ¿A qué propaganda se refiere?ʼ Y el otro: ʻ¿Cómo qué no? Y el titular de ¡Boston nos llama a seguir su ejemplo!, ¿le parece poco?ʼ ʻPero es que se trata de Bostón [2] Urkunchíev, un trabajador de vanguardia. [3] A él se refería el artículo, a su trabajoʼ. ʻQue se trata de él ya lo sé. Pero, es que mucha gente no lee más que los titularesʼ. ¡Ja, ja, ja! Tiene gracia, ¿eh? ʻ¿Y qué hacemos?ʼ, pregunta el director. Y el jefe: ʻQue se cambie el nombre ese trabajador de vanguardia”. (…)

En todos los tiempos habían soñado los pastores con ser príncipes; pero, por ironía del destino, los pastores siguieron siendo pastores en todos los tiempos. Y Bostón no era una excepción en este aspecto. (…)

-La obligación nuestra es otra cosa.

-Eso se dice muy pronto, Bostón. Pero hay gentes, como nuestro secretario Kochkorbáev, que en todas las asambleas arremeten contra lo viejo. Dicen que no celebramos las bodas como hay que celebrarlas; que por qué no se besan los novios en las bodas; que por qué no baila el suegro agarrado de la novia… Y que a los niños no les ponemos los nombres que se deben poner, porque hay una lista de nombres nuevos ratificados por las instancias superiores para sustituir los de antes. Incluso se meten con que no enterramos a nuestros muertos como hay que enterrarlos ni nuestros funerales son como deben ser. O sea, que hasta nos dicen cómo hay que llorar a los difuntos: al estilo nuevo, y no al antiguo. (…)

El director del sovjós, Chotbaévich, se imaginaba perfectamente lo que estaba pasando. Durante los largos años que llevaban trabajando juntos había estudiado a fondo su lógica de demagogo, implacable, indestructible, aprendida de una vez para siempre. Estaría diciéndose: ʻYa saltó Bostón Urkunchíev, kulak [4] y contrarrevolucionario de nuevo cuño. La vida le atiza en los morros, y él sigue sus trece. Merecería que le mandaran a algún lugar retirado, como en otros tiempos…”. [5]

 

[1] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1083. Madrid, España. 1973.

[2] Nombre propio masculino acentuado, conformado por ton (abrigo de piel muy popular en Rusia) y bos (gris), similar pero sin tilde de la denominación de la célebre ciudad estadounidense.

[3] Que se esmera por cumplir con los dictados de la planificación centralizada, aun cuando sus resultados estuvieran fracasando.

[4] Productor agropecuario dueño de tierras.

[5] Aitmátov, Chinguiz. El calvario de Abdías. Planeta. Páginas 225, 232, 252 y 269. Barcelona, España. 1988.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas





LO MAS LEIDO DEL MES

 
Intentó entrar a una vivienda por la ventana mientras los dueños dormían
Denunció que la violó durante más de una década
UNPA. Las carreras que podés estudiar en El Calafate
Inédita intervención que destaca el valor de la alta complejidad en el SAMIC
Nuevo caso de envenenamiento de perros
 

HORÓSCOPO

 
Cáncer
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
29.47
30.47

 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2018

 
COMENZÓ LA RUPTURA DEL GLACIAR MORENO
LA GRILLA COMPLETA DE LA FIESTA DEL LAGO 2018
Por su retroceso el Glaciar más grande de la Argentina se queda sin visitas
Ya hay evacuados por la inundación
Sebastián Yatra lanzó su video grabado en El Chaltén
 


Ahora Calafate - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet