El Chalten. Los "Jóvenes Hijos del Pueblo" se suman al pedido de terrenos

El Chaltén 23 de junio de 2020 Por Guillermo Pérez Luque
Chalten nevado

Escucha el audio

AUDIO - Gianna Calova - FM DImensión

Algunos formados profesionalmente, otros ya casados y con hijos, los jóvenes que nacieron y/o se criaron en El Chaltén piden ser incluidos en la demanda por un terreno. Piden que haya un sistema de puntaje que considere su situación. Hicieron pública una carta y una de sus integrantes habló en FM Dimensión.

El Chaltén, el pueblo que este año cumplirá 35 años de vida, ya tiene jóvenes que han nacido y crecido en él, y que ya están formando familias o se han recibido en carreras superiores, y que tienen el genuino deseo de tener su propio espacio para edificar su futuro.

Muchos de ellos conforman un grupo que se autodenomina “Jóvenes Hijos del Pueblo”, y que entraron en escena tiempo atrás para sumarse al pedido de tierras.   

“Nosotros vemos que hay mucho ruido con respecto a las tierras, y sentimos que no estábamos siendo tenidos en cuenta. Al ver que hay tanto movimiento respecto a este tema decidimos organizarnos y juntarnos, para dar nuestro punto de vista también” explica Gianna Calova, vocera del grupo. En El Chaltén desde 2004, llegó de niña cuando su padre se hizo cargo de la oficina del Correo que se instalaba pro entonces.     

Gianna-Calova
Click en la foto para escuchar entrevista completa

En su primera entrevista, Gianna dijo a FM Dimensión que son aproximadamente un centenar o mas en esa situación, y la gran mayoría de ellos no consta en la estadística de terrenos, ya que la última vez que se abrió el registro de demanda, eran menores de 18 años. 

Con el objetivo de ser tenidos en cuenta y tener mayor participación es que ayer se reunieron con concejales de El Chaltén para plantearles sus necesidades.

En tal sentido Calova indicó que la idea es presentarles la propuesta para la ordenanza sobre tierras que se analiza en el HCD, y que incluya un sistema de puntaje que contemple a los jóvenes nacidos y/o criados en El Chalten.

Además de esta primera aparición mediática, los “Jóvenes hijos del pueblo” realizaron una carta abierta que reproducimos a continuación.


 CARTA ABIERTA DE JOVENES HIJOS DEL PUEBLO

Nos pareció importante juntarnos y organizarnos en modo de resguardar las “Familias pioneras y generaciones futuras” dándole valor a nuestra infancia transcurrida dentro de la localidad.  La mayoría de nosotros habiendo cursado y egresado del Jardín de Infantes N°46 “Los Huemules", EGB Nº59 “Los Notros” y de la secundaria Nº28 “Nancy Mabel Arco”. 

Somos los niños y jóvenes que hemos llevado durante años y con orgullo la  representación de El Chaltén a nivel Provincial, Nacional e Internacional, en eventos culturales deportivos y de representación cívica. 

Los que recibimos  las camperas Keuchka y los conjuntos deportivos “Mon Petit” que mandaba el “Gobierno Provincial”. Los que llegábamos con olor a humo y carbón a la escuela y desayunábamos pan casero recién horneado y mate cocido, los que ayudábamos a conectar los tubos de gas cuando el Zeppelin se acababa y el colegio estaba helado. 

Somos los que pedíamos la “traffic” a Tres Lagos para poder ir a jugar un torneo deportivo porque el pueblo no contaba con una. Somos los que en pleno invierno nos envolvíamos las zapatillas de lona con diarios y bolsas del súper porque en el camino a la escuela el hielo y la nieve nos escarchaban y mojaban los pies, somos “El Chaltén” desde pequeños, somos parte la construcción de la identidad chaltenense!

Algunos de nosotros nos retiramos por lapsos pequeños, para ir a estudiar y regresar a volcar nuestros conocimientos en esta localidad. Porque en nuestro pueblo no se encontraba la oferta académica de las carreras que elegimos; Sufrimos el desarraigo, extrañamos a la familia, amigos y a nuestro lugar de pertenencia, donde crecimos y con el que nos identificamos. 

Aun así, cumplíamos nuestras obligaciones democráticas viniendo a sufragar; y trabajando en temporada alta o volviendo en vacaciones de invierno, si es que la situación económica y el sacrificio de nuestras familias nos permitían viajar dos o tres veces al año.

Quisiéramos, se nos reconozca la voluntad de continuar nuestro desarrollo como ciudadanos permanentes de “El Chaltén” donde muchos de nosotros criamos a nuestros hijos y trabajamos, para forjar nuestro futuro. 

Solicitamos se tenga consideración  

Entendiendo que desde el punto de vista político, el estado asume un rol protagónico en lo que supone a la asignación de recursos, en este caso orientado a la “solución respecto a la demanda habitacional” y siendo conscientes de la constante disminución en capacidad de tierras fiscales dentro del ejido urbano, asimilamos la necesidad de participar y analizar de manera coherente la administración local. Ya que la permanente demanda de mano de obra que requiere la actividad turística, ha generado una sobrepoblación difícil de contener desde el Estado, impidiendo la formación de una estructura urbana cada vez más ordenada y sustentable. 

Creemos que la permanente relación “Familia, Trabajo y Lugar de Origen” genera una demanda de inserción local; Y ante la evidencia de quienes han llegado buscando un progreso mejor, siempre con la mirada de volver a sus pagos. Desertando en muchas ocasiones sin invertir ni apostar a nuestra comunidad.

Hemos visto con tristeza y decepción como en entregas anteriores no se nos ha tenido en cuenta, y fueron adjudicatarios personas que solo perseguían un fin comercial o de usufructo, vendiendo el lote y retirándose de la localidad. Por eso hoy apelamos al sentido común de poder ser tenidos en cuenta. 

Exigimos al poder político que actúe en concordancia, creando una normativa específica que proteja la situación como deber del Estado de responsabilizarse por el destino del “Recurso Humano formado en la localidad”, posibilitando su acceso a la tierra (posible fuente de trabajo) entendiendo que no es más que la conclusión natural del compromiso por nuestra inserción. 

A fruto de absorber el recurso humano, reconociendo en estos “jóvenes hijos del pueblo”  el potencial futuro que consolide el proyecto del pueblo a través de nuestra propia idiosincrasia y nuestro aporte en cuanto al necesario recambio generacional. 

Te puede interesar