APUNTES CIUDADANOS: HACE MÁS DE CIEN AÑOS

Opinión 12/07/2020 Por Alejandro Rojo Vivot
En esta oportunidad, Alejandro Rojo Vivot (1), nos hace pensar en las obras literarias que pueden ser centenarias pero que siguen vigentes en el día a día. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CCXXV.
Somos. Landrú AÑO I N° 15 31 diciembre 1976

FOTO: ARV. LANDRÚ. REVISTA SOMOS. AÑO I, N° 15. BUENOS AIRES. 31 DE DICIEMBRE DE 1976

“El desarrollo del placer cómico puede ser facilitado por cualquier otra agregación placiente como por una especie de afecto de contacto –a semejanza de como lo hace el placer preliminar en el chiste tendencioso-, no habremos agotado la investigación del placer cómico, pero sí conseguido el fin que nos proponíamos, pues vemos ahora con toda claridad que tales condiciones, así como la inconstancia y dependencia del efecto cómico, se adaptan, mejor que a otra hipótesis ninguna, a la deriva el placer cómico de la descarga de una diferencia que hubiera podido recibir un empleo distinto”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Por caso, las obras literarias son parte de la cultura y, casi siempre, reflejan la época en que fueron escritas aunque algunas están por fuera de un contexto histórico determinado.

Al leer una novela con más de cien años de haber sido escrita, accedemos a la misma por su desarrollo literario en sí mismo, recordando que, a veces, la narrativa, expresiones, personajes, temas, etcétera, pueden ser arcaicos aunque, en otras oportunidades poseen plena vigencia, por ejemplo en el Siglo XXI.

Enhorabuena el debate seguirá en el presente.

El afamado escritor argentino Eduardo Alfredo Sacheri (1967) expresó: “Todas mis novelas se vinculan con preguntas que me formulo, preguntas profundas de la vida de los seres humanos: el bien y el mal, la tensión entre la moral y el deseo, lo que deseamos y sentimos que es correcto. (…)

Ese bucear en mis preguntas más profundas de toda la vida, para sacarlas a flote. No es que encuentre respuestas definitivas cuando escribo, sino que trato de oxigenar mis preguntas. (…)

Los escritores indagamos en nuestro propio espíritu y en lo que intuimos que pasa a nuestro alrededor. Inventamos historias para tratar de encontrarle sentido al mundo”. [3]

Roberto Jorge Payró, al cumplirse el primer siglo de la patria (1910) publicó su célebre humorada política novelada, incluyendo una serie de apreciaciones críticas refiriéndose al último cuarto del Siglo XIX, en una zona rural y su “democracia campesina” como, por ejemplo, “en Los Sunchos, como en todo pueblo chico, nadie tenía que pagar al contado lo que compraba o consumía, salvo, naturalmente, por necesaria antítesis, los más menesterosos. (…)

Los amigos políticos, o de la familia, gozaban de completa inmunidad, porque siempre ha existido en mí el espíritu de cuerpo. (…)

-(…) Va a entrar al Colegio Nacional, y usted, don Néstor, bien puede darle una manito. [4]

-Con mucho gusto –contestó el interpelado-. Hasta le pondremos cuarta [5] si es preciso –agregó mirándome con sonrisa entre burlona y afectuosa-. ¿Estás bien preparado para el examen de ingreso? (…)

-La verdad… La verdad es que no sabe muy mucho; pero hay que considerar… hay que considerar lo brutos que son los maestros de campaña… Y ese tal don Lucas de Los Sunchos es tan mulita que no sirve ni para ĘťrejuntarĘź…”. [6]


[1] Coautor del “Plan de Habilitación y Rehabilitación de los Espacios Escolares del Nivel Primario Común para la Integración de la Persona con Discapacidad al Sistema Escolar General en Resistencia, Provincia del Chaco, República Argentina”. Facultad de Arquitectura y Urbanismo; Universidad Nacional del Nordeste. (1993).
[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1157. Madrid, España. 1973.
[3] Gómez, Andrés. Eduardo Sacheri: “Los escritores inventamos historias para tratar de encontrarle sentido al mundo. La Tercera. Santiago, Chile. 9 de junio de 2020.
[4] Acomodo.
[5] Coloquial; cuerda o cadena resistente que se la emplea para arrastrar un objeto pesado, un vehículo, etcétera.
[6] Payró, Roberto J. Divertidas aventuras del nieto de Juan Moreira. Losada. Cuarta edición. Páginas 20, 25 y 42. Buenos Aires, Argentina. 14 de abril de 1957.

Te puede interesar