CARTAS ORGÁNICAS: HÁBITAT

Opinión 15/07/2020 Por Alejandro Rojo Vivot
La vivienda es una de los elementos más importantes en nuestras comunidades y las cartas orgánicas contemplan esto, donde la participación ciudadana es clave para mejorar nuestros municipios. Por Alejandro Rojo Vivot
Juan Luis Vives El socorro de los pobres Hacer Editorial Barcelona 1992

FOTO: ARV. JUAN LUIS VIVES. DEL SOCORRO DE LOS POBRES. HACER EDITORIAL. BARCELONA, ESPAÑA. 1992

“No ha de socorrerse solamente a los pobres que carecen de lo que se necesita para cada día, sino también aquellos otros sobre los cuales se abate alguna desgracia no pensada, como cautiverio en la guerra, prisión por deudas, incendio, naufragio, inundación, muchos géneros de enfermedades y, en suma, los innumerables casos fortuitos que azotan los hogares honrados. A éstos se añaden las doncellas pobres, a quienes la indiferencia obliga muchas veces a abusar de su pudor. No se ha de consentir en una ciudad, ya no diré cristiana, pero ni gentílica siquiera, con tal que se viva en ella conforme a costumbre de humanidad, que mientras los unos chorrean riquezas tantas que malgastan millares en un mausoleo o torre o en alguna fábrica de vanidad o en un banquete o en otras vistosas exterioridades, por cincuenta o por cien florines corra peligro muy agudo la honestidad de una doncella, la salud y la vida de un hombre honrado, que un marido se vea obligado a desamparar a su mujer y a sus pequeños hijos”. (1526) [1]

 

Juan Luis Vives (1493-1540)

 

El enorme déficit del hábitat y habitacional es un problema político y social complejo, ya que intervienen numerosos factores al mismo tiempo, por lo que requieren respuestas integrales y sustentables, aplicadas y revisadas periódicamente, con rendiciones públicas verificables.

Además, la demanda insatisfecha de un techo digno se remonta a la época colonialista española que, proporcionalmente, se mantuvo y acrecentó a partir de la conformación del Estado nacional.

Los partidos políticos y las nefastas dictaduras se fueron sucediendo, se aplicaron todo tipo de estrategias con resultados muy disímiles, pero ninguna resultó exitosa a tal punto de perdurar suficiente tiempo como para impulsar cambios innovadores que en sí mismos generaran condiciones para su sostenimiento. Un caso inverso es lo relacionado con el mandato constitucional con respecto a la educación básica obligatoria que, a pesar de numerosos cambios de todo tipo, se consolidó notablemente aunque resta mucho por avanzar en cuanto a la calidad de sus resultados y la eficiencia de sus procesos.

Cabe señalar que el hábitat, genéricamente, es el espacio que comprende las condiciones adecuadas para que la especie pueda residir y reproducirse, perpetuando su presencia, por lo que en este contexto a la vivienda es concebida también los aspectos en donde está edificada, los servicios públicos vigentes para toda la comunidad como redes de agua corriente, cloacas, pluviales, gas, electricidad, recolección de residuos, transporte público, atención en casos de siniestros como los incendios domiciliarios, lo relacionado con eventuales inundaciones o fuertes nevadas, saneamiento de los terrenos propios y circundantes, vías asfaltadas, acceso a instituciones educativas, culturales, sanitarias, deportivas, etcétera.

El objetivo de satisfacción plena está muy lejos de cumplirse: por lo menos el 15 % de la población en Argentina no accede satisfactoriamente al agua potable y, aproximadamente, solamente el 45% posee cloacas.

Las cartas orgánicas contemplan estas situaciones dado las competencias de cada Municipio, de allí la importancia del debate y el establecimiento de las prioridades con criterios públicos, que se refleje en cada Presupuesto Anual de Recursos. También generando instancias de involucramiento ciudadano como las audiencias públicas, Presupuesto Participativo, Plan de Metas, etcétera.

Asimismo, favoreciendo el desarrollo de cooperativas de viviendas, propuestas de autoconstrucción, etcétera.


 
[1] Vives, Juan Luis. Del socorro de los pobres. Hacer Editorial. Páginas 189 y 190. Barcelona, España. Abril de 1992.

Te puede interesar