CARTAS ORGÁNICAS Y EL FEDERALISMO HABITACIONAL

Opinión 28/10/2020 Por Alejandro Rojo Vivot
El tema habitacional en nuestro país, tendría que ser uno de los ítems centrales de cada municipio y por eso es importante que estén plasmados en esta herramienta ciudadana para mejorar la dignidad de los ciudadanos que habitan cualquier rincón de la Argentina. Por Alejandro Rojo Vivot.
20201015 contenedores y materiales de obra depositados en la vereda

FOTO: ARV. CONTENEDORES Y MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN EN UN ESPACIO PÚBLICO. USHUAIA, 2020

“El municipio procurará los recursos y medios necesarios para ir dando soluciones al problema habitacional de la familia bandeña, [1] en tal sentido, gestionará convenios con la Nación, la provincia, o entes financieros privados, así como también estimulará y promocionará la construcción de unidades habitacionales por cuenta de particulares”. [2]

 

Carta Orgánica La Banda, 1990

 

Sin duda, la situación habitacional de muchos pobladores es una cuestión principal en cada localidad, incluyendo a las ciudades dormitorios cuando una parte importante de sus ciudadanos trabaja fuera de las mismas y, posiblemente, determinados impuestos y tasas, como a las actividades comerciales, los tributan en otra Municipalidad. [3]

Una cuestión clave es incluir en el debate la estructura de los sistemas de coparticipación general y provincial ya que, notoriamente, en Argentina se concentra en la instancia nacional y, en alguna medida, en los gobiernos provinciales en desmedro de las ciudades y, por caso, las zonas rurales, poblados, etcétera.

¿Por qué la riqueza generada regionalmente aporta con sus impuestos al tesoro nacional y que luego, en parte, se destinan arbitrariamente a paliar el enorme déficit de viviendas dignas con sus respectivas infraestructuras?

Las asimetrías favorecen la concentración del poder político (con premios y castigos) en desmedro de las autonomías y poco favorecen el involucramientos ciudadanos.

Aún en la segunda década del Siglo XXI la realidad social y económica es grave ya que el desempleo avanza, mengua la inversión productiva privada, se mantienen por décadas propuestas asistencialistas provisorias, alto déficit fiscal, depredación del ambiente, etcétera.

HACE MÁS DE CIEN AÑOS

En agosto de 1907, por tres meses, en Buenos Aires y otras ciudades, se desarrolló un movimiento de gran descontento por el incremento de los alquileres en muchos conventillos.

Ese hecho inédito hasta ese entonces y que nunca volvió a suceder de esa manera, generó la visibilidad pública de las nefastas condiciones de vida de los que los habitaban los inquilinatos, por parte de muchos emigrantes atraídos por las posibilidades de desarrollo personal y familiar en Argentina, pero que se concentraron en las proximidades del puerto de Buenos Aires mientras otros se radicaron en las prósperas zonas rurales.

La poca pericia de los poderes públicos en tal sentido fue evidente como el avance de políticas con respecto a la extranjería y la demagogia.

HACE POCO

“En 2014 hubo más de tres denuncias por día por presuntas usurpaciones en la ciudad de Buenos Aires. En todo el año, se registraron 1182 casos, lo que representa la cifra más alta desde 2008, cuando ese delito penal comenzó a dirimirse en los juzgados porteños.

Casas abandonadas y a punto de derrumbarse, terrenos baldíos, espacios públicos y edificios privados y estatales son algunos de los inmuebles más comunes de los que usurpadores eligen como vivienda. Según los datos del Ministerio Público Fiscal, Flores, con 79 denuncias, es el barrio más problemático, seguido por Balvanera, con 71, y Palermo, con 70.

Por el lado de las comunas, la que tiene más denuncias es la 1 (Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución), con 167 casos. La siguen la 4 (Barracas, La Boca, Nueva Pompeya y Parque Patricios), con 120, y la 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo), con 118.

Las denuncias por usurpaciones vienen creciendo de manera ininterrumpida en los últimos años. En 2010 se habían registrado 911 denuncias, pero el número fue en aumento hasta alcanzar el récord en 2014: en 2011 hubo 928 denuncias; en 2012, 969, y en 2013, 1022”. [4]

En este sentido, además de la legislación provincial y nacional, las cartas orgánicas deben ser explícitas en cuanto a las respectivas políticas públicas que conlleven parámetros del accionar privado y estatal.

El encausamiento de la construcción de viviendas privadas, como las edificadas con dineros aportados por los contribuyentes, deben encuadrarse ambientalmente manteniendo el desarrollo sustentable, democrático y justo.


 
[1] Concepto coloquial incluido en una norma legal de máximo nivel local; de extenderse este criterio podríamos encontrar muchachos, pibes, abuelos, etcétera.
[2] Convención Constituyente. Carta Orgánica. Artículo 217. La Banda, Provincia de Santiago del Estero, Argentina. 12 de junio de 1990.
[3] Recordemos que hay países, como Chile, donde el contribuyente elige donde tributar la patente de los automotores, más allá de su lugar de residencia. (Unidad de Gobierno Electrónico Local dependiente de SUBDERE).
[4] Landa, Juan. Usurpaciones: en 2014 hubo más de tres denuncias por día. La Nación. Buenos Aires, Argentina. 4 de abril de 2015.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor 

Te puede interesar