CARTAS ORGÁNICAS: MÁS DE 200 AÑOS DE DÉFICIT

Opinión 25/11/2020 Por Alejandro Rojo Vivot
Dos siglos y aún tenemos muchas cosas pendientes en nuestro país y donde ojalá algún día, se pueda sanar todo eso, con mucha capacitación ciudadana que puede ser la clave para revertir esta realidad. Por Alejandro Rojo Vivot
20200809 Basura domicialiaria

FOTO: ARV. BASURA DOMICILIARIA. USHUAIA, 2020 

“El derecho internacional de los derechos humanos reconoce el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado, incluida una vivienda adecuada. A pesar del lugar fundamental que ocupa este derecho en el sistema jurídico mundial, el número de personas que no cuentan con una vivienda adecuada excede holgadamente los 1.000 millones. Millones de personas en todo el mundo viven en condiciones peligrosas para la vida o la salud, hacinadas en tugurios y asentamientos improvisados, o en otras condiciones que no respetan sus derechos humanos ni su dignidad. Millones de personas más sufren todos los años desalojos forzosos o son amenazadas con desalojos forzosos de sus hogares”. [1]

 

Alto Comisionado por los Derechos Humanos, Naciones Unidas

 

En cada centro urbano y en las áreas rurales la falta de viviendas adecuadas y suficientes es un lacerante problema, enunciado en discursos y plataformas electorales, que sigue creciendo década tras década sin solucionarse ni reducirse, pues con frecuencia priman visiones:

·         Estáticas, cuando la problemática es sumamente dinámica:

-crecimiento vegetativo

-edades tempranas de formación de nuevos vínculos o deseos de vida independiente

-movilidad humana

-integración familiar de grupos dispersos

-catástrofes: inundaciones, incendios, terremotos

-deterioro de las infraestructuras urbanas, sobre todo cuando no se invierte en su mantenimiento

-ocupación de espacios públicos con fines privados

-extensión horizontal de los núcleos incidiendo notoriamente en los costes de servicios públicos, traslados de los habitantes, lejanías de las ofertas educativas y de salud existentes, etcétera

·         Estereotipadas: pensamiento lineal directo unicausal, argumentaciones con frases hechas, opiniones cosificadas sin ni siquiera revisión crítica

·         Voluntaristas: se soluciona fácilmente con voluntad y se mencionan líneas de acción que son de difícil desarrollo y sin tener en cuenta las consecuencias directas o indirectas que se pueden generar, como la expansión desmedida del casco urbano sin servicios básicos y transporte público adecuado

·         Poderes públicos trabajando desarticuladamente entre sí y cada uno en particular en compartimentos estancos, acrecentando notablemente los costes de transacción, desaliento de la población

·         Legisladores que asumen roles de los organismos especializados y específicos de los poderes ejecutivos compitiendo con los mismos

·         Intervenciones facilistas, cortoplacistas, voluntaristas, en desmedro de los espacios resguardados legalmente para otro fines como las reservas naturales urbanas, plazas, etcétera

·         Desaliento o desinterés por emprendimientos cooperativistas y los de autoconstrucción

·         Promesas electorales sin fundamento, engañosas y que crean falsas expectativas muchas veces en los que menos tienen

·         Incumplimiento del Estado de normas como el 82% de las jubilaciones, que persisten bien entrados en el Siglo XXI, inclusive con reducciones significativas en cuanto a la actualización por la alta y prolongada inflación generada por medidas gubernamentales, que repercute el poder adquisitivo de millones de personas

·         Controversias reiteradas con respecto a las estadísticas relevantes como, por caso, desempleo, trabajo en negro, calidad educativa, déficit habitacional y pobreza, recursos de la comunidad existentes, etcétera.

En este sentido, las respectivas cartas orgánicas han de ser claramente expresas y ser textos que señalen los encuadres para la elaboración y aplicación de políticas públicas.

Cabe recordar que, a veces, son meras declaraciones bien intencionadas y que no estipulan que sucederá cada vez que taxativamente queden incumplidas.

Francisco de Sales (1567-1622) [2] apuntó: “el infierno está lleno de buenas voluntades o deseos” (L'enfer est pavé de bonnes intentions). [3]

El federalismo se hace efectivo también cuando los recursos son distribuidos en forma ecuánime, pública y transparente.

Las localidades autónomas, con sus respectivas cartas orgánicas, ejerciendo sus atribuciones contribuirán al desarrollo integral y sustentable.

La capacitación ciudadana en este sentido es clave y es posible realizarla.


 
[1] Naciones Unidas. Oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos. El derecho a una vivienda adecuada. Folleto Informativo N° 21. Rev. 1. Ginebra, Suiza. Abril de 2010.
[2] Sacerdote francés de larga e influyente trayectoria, canonizado santo por la Iglesia Católica en 1665.
[3] Hay varias traducciones. También la expresión es atribuida a otras autorías.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

Te puede interesar