¿Es correcto que políticos y famosos se salten la fila para vacunarse contra la COVID-19 y generar confianza?

El País 18/02/2021 Por Chequeado
Los líderes de opinión funcionan, desde hace décadas, como referentes cognitivos para fortalecer la confianza en las vacunas y persuadir a quienes tienen dudas. Sin embargo, los expertos aseguran que políticos y famosos deberían vacunarse en el momento en que tengan indicación de hacerlo y no antes.
Vacuna Famosos

En 1956, Elvis Presley recibió la vacuna Salk contra la polio frente a los flashes de las cámaras de fotos en una demostración pública de su apoyo a la vacuna. El Rey del Rock and Roll tenía sólo 21 años, pero ya era una celebridad seguida por miles de adolescentes. Su foto dio la vuelta al mundo, ayudó a que las inmunizaciones se dispararan y marcó el comienzo de una exitosa campaña para eliminar la poliomielitis. 

Desde ese momento, la estrategia de utilizar famosos, políticos y otros líderes de opinión para promover campañas de salud se intensificó en el mundo. En la Argentina, el ejemplo más exitoso es el de la actriz Tita Merello, quien inmortalizó la frase “Muchacha: hacete un Papanicolaou” como parte de la campaña para prevenir el cáncer de cuello de útero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar como portavoz de mensajes a favor de la vacunación a personas percibidas como creíbles o dignas de confianza por parte de la comunidad. Hay estudios que indican que el enfoque de usar personas influyentes en redes sociales (los llamados ‘influencers’) para brindar información positiva relacionada con la vacunación es una estrategia prometedora.

Sin embargo, ante la pandemia de coronavirus y una campaña de vacunación marcada por las limitaciones en el suministro de dosis, surgen preguntas sobre el papel que deben desempeñar políticos y famosos para impulsar el apoyo público a las vacunas COVID-19: ¿Sirve que líderes de opinión se vacunen para generar confianza o persuadir al que tiene dudas? ¿Es ético que un gran nombre salte la fila para obtener una vacuna a cambio de un respaldo, aun en este singular contexto, en el que la vacuna es un bien escaso?

Políticos que se saltan la fila

“Sí que sirve. Sabemos que para cuestiones complejas relacionadas con tecnologías en las que hay controversia pública, como las vacunas, los referentes públicos (políticos, famosos, etc) funcionan como referentes cognitivos para posicionarse ante esa cuestión”, explica a Chequeado el sociólogo Josep Lobera, de la Universidad Autónoma de Madrid y autor del estudio sobre la percepción que tienen los españoles sobre la vacuna contra la COVID-19.

“Sin embargo, creo que sería mejor que en lugar de vacunarse ellos (si no son grupo priorizado por cuestiones de mayor riesgo para su vida en caso de enfermedad) hagan afirmaciones públicas de apoyo y cedan esa vacuna a quien más la necesita (a quienes tienen más riesgo de morir en caso de contagio)”, agrega el experto.

En España, varios políticos, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa y hasta un Obispo tuvieron que renunciar a su cargo tras conocerse que se habían vacunado antes de tiempo contra la COVID-19 incumpliendo el protocolo de vacunación marcado por las autoridades. En la Argentina, luego de la polémica desatada en la localidad bonaerense de San Andrés de Giles por la vacunación de unas 20 personas que no eran personal de salud, 2 concejalas del Frente de Todos que se habían aplicado la Sputnik V presentaron su renuncia.

Tanto el presidente de la Nación, Alberto Fernandez, como la vicepresidenta, Cristina Fernandez de Kirchner se aplicaron la vacuna contra el coronavirus. Ambos están dentro de los grupos de riesgo (son mayores de 60 años). Pero también se vacunaron el gobernador bonaerense, Axel Kicillof (Frente de Todos), y el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (PRO), entre otros, a pesar de no pertenecer a los grupos considerados prioritarios en el Plan Estratégico para la Vacunación contra la COVID-19 del Ministerio de Salud de la Nación. ¿Está bien que lo hicieran o supone un uso indebido de un bien escaso (dado que no hay vacunas para todos) por sus cargos?  

Para Florencia Luna, investigadora principal del Conicet y directora del programa de Bioética de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), centro colaborador de bioética de la OMS, sirve que algunos grandes nombres se pongan la vacuna y en ese sentido se genere más confianza y se haga publicidad.

Sin embargo, “en esta situación de recursos tan escasos, no es ético quitar la posibilidad a las personas que más necesitan la vacuna, ya sea el personal de salud o ancianos. En ese sentido creo que habría que ser bastante restrictivos para que no se genere la sensación de arbitrariedad”.

Famosos sí, pero con indicación y a su turno

Hace dos semanas, la actriz Moria Casan contó que desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires la habían convocado para darse la Sputnik V. La noticia generó controversia en las redes sociales, ya que aún hay médicos y personal esencial que no pudo recibir la vacuna. “Soy pro-vacuna, me voy a vacunar con la Sputnik. Me llamaron para saber si quería por mi edad, porque soy de riesgo, y les dije que sí, que absolutamente”, precisó la actriz. 

El propio Kicillof anunció el 26 de enero último el plan para que referentes de la Cultura y el Deporte se den la vacuna públicamente: “Estamos invitando a referentes de otros campos a que se vacunen. Utilizaríamos pocas vacunas, unas 100, para que con su ejemplo puedan convencer a otros”. Y agregó: “Al ver que ellos también ponen el hombro, algunos pueden convencerse de que esta vacuna, como todo lo que aprueba nuestro ANMAT, sirve, previene y cuida”. 

Sin embargo, desde el Ministerio de Salud bonaerense aseguraron que, tras el anuncio, el plan se postergó hasta que lleguen al país más dosis de la vacuna rusa.

“Hay una variedad tan grande en la Argentina de opiniones que a algunos les dará confianza que se vacune Moria Casán, a otros Pedro Cahn y a otros, el Presidente”, dijo Vizzotti en una entrevista con radio La Red. “Yo entiendo que la Provincia de Buenos Aires está planificando la vacunación [de famosos como Casán] cuando se abra la vacunación, tengamos más dosis y se vacune a quienes tengan más de 60 años”. 

En los Estados Unidos, famosos mayores de 70 años, como Marta Stewart, Joan Collins, Andrew Lloyd Webber y Steve Martin se aplicaron la vacuna contra la COVID-19 y compartieron el momento a través de sus redes sociales con mensajes dirigidos a ese grupo etario. En el Reino Unido, el cantante Elton John y el actor Michael Caine (ambos mayores de 70 años) son las caras de una campana del Servicio Nacional de Salud (NHS,  por sus siglas en inglés) a favor de la vacunación.

“Es importante que figuras públicas, referentes o líderes de opinión se vacunen para fortalecer la confianza en las vacunas, pero siempre y cuando sean personas que tengan indicación de hacerlo en ese momento”, aseguró a Chequeado Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).  

“En un contexto de emergencia sanitaria y de vacunación escalonada está bien, por ejemplo, que se vacune el personal de salud y dentro de ese grupo que lo hagan referentes para mostrar que la vacuna es segura y eficaz. Cuando la campana se extiende a los mayores de 70 años, me parece bien que se muestra a una persona conocida o referente de ese grupo etario. No comparto que una persona que no tiene indicación en ese momento se vacune como estrategia para aumentar la seguridad en las vacunas”, agregó Cahn.

Además, acudir a un famoso a veces puede presentar un riesgo, advierten expertos, si se elige a un referente equivocado, por ejemplo una figura que esté politizada o sea polarizante o que recurra a la pseudociencia. “Creo que va a ser difícil volver a tener un momento como el de Elvis Presley”, se lamenta Timothy Caulfield, profesor de Políticas de Salud en la Universidad de Alberta, en Canadá. Para el experto, la cultura pop está mucho más fragmentada ahora que en los años ‘50, lo que hace más difícil reunir al público detrás de un “influencer” en particular que tenga 2 características esenciales que concitó Elvis: ser amado y ser una figura neutral.

Por Florencia Ballarino - Chequeado

Te puede interesar