APUNTES CIUDADANOS: PERIODISMO SERIO Y HUMORÍSTICO

Opinión 28/02/2021 Por Alejandro Rojo Vivot
El humor político es una extraordinaria e inteligente herramienta para contribuir a los debates, muy particularmente en gobiernos con sesgos autoritarios dice Alejandro Rojo Vivot (1).
P B T 12 mayo 1909

FOTO: ARV. REVISTA PBT. BUENOS AIRES, 12 DE MAYO DE 1909

“El hecho de que la representación antinómica pertenezca a los medios técnicos del chiste despierta en nosotros la esperanza de que éste pueda hacer uso asimismo de un medio inverso; esto es, de la representación por lo análogo o próximo”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Resumiendo, la subjetividad es propia del ser humano en su circunstancia, intereses, deseos, historia, acotada perspectiva a lo que es capaz de abarcar, etcétera. Por eso puede variar en algún sentido, sin que signifique necesariamente una contradicción o traición. El análisis crítico contribuye a observar las distintas variables intervinientes.

La objetividad es posible cuando se logran condiciones específicas, difícil de aplicar en el cotidiano trajinar. Los filósofos aún siguen debatiendo estas cuestiones.

Cabe acotar que hay quienes, muy particularmente en la política, que con toda liviandad pueden afirmar cualquier dislate como que un reciente funcionario despedido realizó una exitosa gestión durante la pandemia luego de haber superado con creces los 50.000 fallecidos, notoria escasez de vacunas, contratos secretos por montos millonarios, altas tasas de desempleo, cierre de fuentes de trabajo e inflación, etcétera.

No es chiste ni mucho menos una payasada.

El humor político es una extraordinaria e inteligente herramienta para contribuir a los debates, muy particularmente en gobiernos con sesgos autoritarios.

En tal sentido el destacado y prolífero [3] dibujante español Goñi [4] apuntó: “El humorista sabe que encima de él existe un garrote amenazador, pues el político actual, sobre carecer de preparación, no acepta la crítica ni sabe moverse democráticamente. Esto lleva al humorista a mostrarse, cuando puede más acre y virulento por reacción”. [5]

LA LIBERTAD

Las diferencias de opiniones, propias de la condición humana, enriquece de sobremanera a la cultura en general y a cada uno que es capaz de nutrirse en tal sentido. Los autocráticos buscarán instalar un discurso único e inapelable, donde únicamente son autojuzgados por la historia.

El humorista, como individuo, camina por algún andarivel bastante lejos de cualquier torre de cristal. Observará lo que elije mirar aplicando su perspicacia hasta dónde lo desee; sabe que hay más, pero se los deja a los otros. Nos habla de una aldea para describir a la humanidad, como nos enseñó el ruso León Tolstói [6] (1828-1910). Las apreciaciones universales incuestionables únicamente son de los genios y de los déspotas.

Carlos María Reymundo Roberts (1956), Prosecretario general de redacción del diario La Nación, Buenos Aires, (160.000 ejemplares de tirada) además escribe su columna de humor político. Infrecuente situación que a las claras habla que el pensar en chiste es cosa seria. Desde luego que también cosecha críticos, inclusive lo han acusado por sus convicciones íntimas, de emitir opiniones, que es simpático, etcétera.

Su personaje es un oficialista que pocas veces logra ser escuchado, aunque insiste con sus consejos y propuestas, con un particular empleo de la ironía.

Cabe recordar que ironía es un término de origen griego: pícaro, que denomina a un recurso expositivo, de gran impacto, por el cual se expresa lo contrario de lo que se dice, por lo que es necesario estar muy atentos y ejerciendo la inteligencia; la interpretación lineal lo transforma en incomprensible y a veces puede molestar. Sócrates (470 a.C.-399 a.C.) lo empleó asiduamente.

“Tengo una primicia: Scioli analizó hasta último momento la posibilidad de sumarse al debate de mañana. (…) El problema no son las cosas que puedan llegar a preguntarle. Ha desarrollado una extraordinaria habilidad para contestar en forma oblicua. (…) [7]

Un equipo de estrechos colaboradores de Scioli, al que me sumaron, hizo el simulacro de debate. Trabajamos hasta el martes de esta semana. Se trató de buscar la mejor réplica a los temas que seguramente iban a plantearle. Desde luego, el discurso tenía que llevar el sello de Daniel: huidizo, cálido, institucional, controlado, sintético, mentirosillo. Un Daniel que bascula entre la continuidad y el cambio. Un Daniel que no dice nada, pero que lo expresa con la gravedad del que presenta las Bases de Alberdi. Un Daniel en el que la imagen, el continente, posterga el contenido. Un Daniel auténtico. Un Daniel que es el exponente más perfecto de Scioli Producciones S.A.

Creo que hicimos un buen trabajo, y en el fondo me da lástima que todo ese material se desaproveche”. [8] [9] [10]


[1] Delegado titular por la Provincia de Tierra del Fuego en la LXXI Asamblea Ordinaria del Consejo Federal de Discapacidad (COFEDIS). Neuquén, Provincia del Neuquén, Argentina. (2017). 
[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1069. Madrid, España. 1973.
[3] Por lo menos 15.000 trabajos.
[4] Lorenzo Goñi y Suárez del Árbol (1911-1992).
[5] Goñi. En José Manuel Girones. La política española entre el rumor y el humor. Ediciones Nauta. Páginas 354 y 355. Barcelona, España. Octubre de 1974.
[6] Conde Lev Nikoláievich Tolstói.
[7] Argentina. Ley 27.337 23 de noviembre de 2016.

“Establécese la obligatoriedad de debates preelectorales públicos entre candidatos a Presidente de la Nación, con la finalidad de dar a conocer y debatir ante el electorado las plataformas electorales de los partidos, frentes o agrupaciones políticas. Artículo 3: Incorpórese el artículo 64 sexies al Capítulo IV bis del Título III del Código Nacional Electoral, ley 19.945 y sus modificatorias, el que quedará redactado de la siguiente manera: Artículo 64 sexies: Alcance de la obligatoriedad. La obligatoriedad fijada en el artículo anterior comprende a todos los candidatos cuyas agrupaciones políticas superen el piso de votos establecido para las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias reguladas por la ley 26.571”.
[8] En el primer debate no se presentó, lo que significó una controversia al respecto y la posterior Ley que dispuso que fueran obligatorios evitando especulaciones circunstanciales.
[9] Carlos María Reymundo Roberts. La Nación. Buenos Aires, Argentina. 3 de octubre de 2015.
[10] Argentina. 2015. Elecciones generales. Primera vuelta: 25 de octubre y Segunda vuelta: 22 de noviembre. Triunfó Mauricio Macri (1959) Empresario y dirigente futbolítico. Daniel Osvaldo Scioli (1957) desde 2020 es Embajador en Brasil, empresario, deportista y político.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

Te puede interesar