Ahora Calafate Ahora Calafate

CARTAS ORGÁNICAS: VIVIENDO CON DIGNIDAD

En nuestro país graves problemas seguimos teniendo en nuestras ciudades y provincias. El déficit habitacional que tenemos es producto de falta de organización y planificación en casi todos los aspectos como servicios públicos, etcétera. El Calafate un ejemplo de esto. Por Alejandro Rojo Vivot.

Naturaleza 17/03/2021 Alejandro Rojo Vivot - Escritor
20201120 Barrio Bosque del Faldeo Ushuaia

FOTO: ARV. PATOS SILVESTRES. LAGUNA. USHUAIA 2020

“(Calcuta) Los dos chapoteaban en el fango hasta medio muslo. Bandona avanzaba cautelosamente, tanteado el suelo con un bastón: cloacas profundas atravesaban la calleja. De vez en cuando se detenía para apartar el cadáver de un perro o de una rata”. [1]

 

Dominique Lapierre (1931)

 

En Argentina, en la tercera década del Siglo XXI, continúan generalizados graves problemas: corrupción e impunidad cuasi estructural, secretismo estatal, lacerante pobreza extrema, desempleo, inflación, pujas políticas paralizantes, intentos autoritarios de concentración del poder, creciente déficit habitacional, altos desequilibrios fiscales, políticas públicas basadas en las prebendas y asistencialistas con alto sesgo al centralismo en desmedro del federalismo, etcétera.

OBSERVANDO UNA CUESTIÓN PRINCIPAL

Los destacados y prolíferos sociólogos argentinos Dan Adaszko y Héctor Agustín Salvia puntualizaron que: “La carencia de una política habitacional integral ha estado afectada, entre otros aspectos, por la desarticulación de las estrategias de desarrollo urbano entre jurisdicciones, lo que se traduce en escasos programas de construcción de viviendas sociales de muy diferente calidad y cobertura entre las distintas provincias y municipios. A esto se suma la creciente dualidad estructural que generan y reproducen, por una parte, una política pública orientada a brindar –incluso de manera parcial- viviendas sociales para pobres a través de formas primarias de autoconstrucción o donaciones, junto a un mercado privado orientado a sectores de altos ingresos, cada vez más especializado y demandado en sus ofertas de vivienda familiar. En la Argentina sólo el décimo decil [2] de ingresos logra acceder al crédito hipotecario, dependiendo el resto de las familias de sus ingresos corrientes. Por otra parte, bajo una matriz estructural en donde la posibilidad de acceder a una vivienda social depende de manera inversa de las condiciones de vulnerabilidad, pobreza y marginalidad urbana, surge del estudio que a mayor exclusión, menores probabilidades de acceder a esta protección social. Paralelamente, si bien la construcción de barrios y viviendas populares aumentó durante la última década, no ha sido suficiente para contener el incremento sostenido que en nuestro país experimenta la demanda habitacional. El déficit habitacional puede ser cuantitativo (carencia absoluta de vivienda) o cualitativo (viviendas que existen pero en condiciones precarias, es decir, sin conexión a la red de agua potable o cloacas, materiales de construcción deficitarios, entre otros). En el Censo 2001 se estimó que alrededor de 2.600.000 hogares y 10.000.000 de personas sufrían de algún tipo de déficit habitacional (dos tercios de los cuales eran cualitativos). Esto habla del deterioro que el parque habitacional existente ha sufrido en las últimas décadas y del incremento de la proporción de viviendas precarias. Si bien se desconoce con precisión cuántas son las nuevas viviendas construidas durante estos años, dos datos resultan relativamente conocidos en materia de desarrollo urbano: a) hubo un crecimiento espectacular de la vivienda asociada a fines residenciales o comerciales en tradicionales y nuevos barrios de clase media y media alta; y b) fueron escasos -aunque con fuertes diferencias regionales- los proyectos de construcción de viviendas sociales, al tiempo que aumentó el número de población habitando en villas y asentamientos precarios. Sólo en la provincia de Buenos Aires, se estima que alrededor de 2 millones de personas habitan en este tipo de barrios”. [3]

A LAS COSAS

Mediante la distribución previsible, en tiempo y forma, de lo recaudado por los impuestos coparticipables, el sistema federal orienta los aportes de las cargas obligatorias a los efectos de contribuir al desarrollo integral.

Desde luego que es necesario sumar las tasas locales, los fondos de recupero financiero públicamente registrados, cobro de deudas y obligaciones contraídas por terceros, fomento de emprendimientos privados individuales, cooperativas, etcétera. Por otro lado, las erogaciones con sus justificaciones, fundamentos prioritarios e impactos.

“Minutos antes de las 20 del lunes, una tormenta cumplió con las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional y anegó el Gran San Miguel de Tucumán. La Capital y Yerba Buena, ente las zonas más afectadas. Hubo cortes de luz, caídas de árboles y hasta una inundación en el Centro de Salud.

Las imágenes que publicaban en redes sociales mostraban autos que eran arrastrados por el agua, voladuras de techos de chapas, caída de árboles y tendido eléctrico”. [4] “Muchos vecinos reclaman por falta de agua o baja presión, y porque no hay respuestas de la empresa estatal. Si bien no hay comunicado oficial, ante la consulta de AHORA CALAFATE el gerente local dijo que Ęťcada día que haga calor siempre va a ser asíĘź, y atribuyó el faltante al nivel de consumo de agua para regar”. [5]

Daños previstos y recurrentes que afecta desde hace años la calidad de vida de la población e impacta negativamente en la economía individual y general, denotando falta de inversiones públicas y el cuidado del ambiente.

Es importante tener presente en el análisis el concepto de comunidades dignas incluyendo el ambiente, las viviendas, los servicios, etcétera.

La participación ciudadana, adecuadamente informada e involucrada, posee mayor efectividad y gravitación en procesos en que es alentada y, cada vez que sea necesario, facilitada.

La constitucional autonomía de cada jurisdicción provincial y local es una eficiente oportunidad institucional y política integrada.

Por ejemplo: “Serán deberes y atribuciones de la municipalidad: (…) Promover y fomentar la construcción de viviendas por sí y/o con ayuda mutua y cooperativas en acción coordinada con el Gobierno Nacional y Provincial, instrumentando los medios para tal fin”. [6]


 
[1] Lapierre, Dominique. La ciudad de la alegría. Plaza & Janes, Página 281. Buenos Aires, Argentina. Febrero de 1985.
[2] En estadística: cada parte en que está dividida en diez el todo.
[3] Adaszko, Dan y Salvia, Agustín. Déficit de acceso a servicios públicos domiciliarios y de infraestructura urbana. Situación habitacional en la Argentina urbana (2004-2009). Universidad Católica Argentina. Observatorio de la deuda social argentina. Páginas 1, 9 y 10. Buenos Aires, Argentina. Octubre de 2009.
[4] Anónimo.  Tras arrasar la ciudad, la lluvia deja sustos y daños. La Gaceta. Tucumán, Provincia de Tucumán, Argentina. 28 de diciembre de 2020.
[5] Perez Luque, Guillermo. Falta agua, muchas quejas y la explicación del gerente de SPSE. AhoraCalafate. El Calafate, Provincia de Santa Cruz, Argentina. 29 de diciembre de 2020.
[6] Convención Constituyente Municipal. Carta Orgánica. Artículo 13°. Inciso 5). Pichanal, Provincia de Salta, Argentina.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

LEE TAMBIEN

incendio Parque Patagonia

CHILE. Alerta Roja por incendio en el Parque Patagonia

Naturaleza 03/07/2021

(VIDEO) Ya son más de 800 hectáreas de vegetación que se quemaron en el parque nacional ubicado en la región de Aysen. Preocupa la afectación a la fauna, especialmente huemules. En la zona del incendio hay un centro de reproducción de ñandú, otra especie en extinción en esa zona. Autoridades chilenas informan que el fuego hoy avanza hacia la frontera con Santa Cruz, aunque más lentamente, gracias a la lluvia y baja temperatura

Las más leídas

rescate caballo 01

MALTRATO ANIMAL. Salvan a un caballo de morir, por segunda vez

El Calafate 22/07/2021

Bomberos, Policía de Operaciones Rurales, la Municipalidad y un veterinario intervinieron para salvarle la vida a un potro que fue abandonado en el arroyo Calafate y agonizaba. Lo llevaron a la Unidad 8va de Bomberos donde lo están recuperando. Hoy se pudo parar y hasta comió en el jardín. Se constató que el animal es el mismo que días antes había sido dejado a la intemperie en pleno temporal de nieve. Iniciaron actuaciones judiciales por maltrato animal.

Newsletter