"Unidos por El Calafate" repudia al procurador Carlos Zannini por los dichos sobre su vacunación

Actualidad 16/05/2021
Así lo hizo conocer el frente de partidos opositores en referencia a las declaraciones del funcionario, quien no se arrepintió de haberse vacunado antes de lo establecido en el cronograma nacional pese a no estar entre el personal esencial.
zaninni-

"Desde la Mesa de Gestión de UNIDOS POR CALAFATE, frente conformado por Encuentro Ciudadano, PRO y UCR, repudiamos el accionar del Procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Zaninni, quien dijo no arrepentirse de haber sido vacunado a pesar de no ser personal esencial ni cumplir con ninguno de los requerimientos exigidos por el plan nacional de vacunación para acceder a la inmunización.

Zaninni no solo se vacunó al igual que su esposa como “personal de salud” en enero último, sino que en una entrevista por el canal C5N dijo no estar arrepentido de su accionar, por estar incluido en la Resolución 2883/2020 “como mayor de 60 años con enfermedades prevalentes y además como autoridad decisional, se podía hacer”, aseguró el funcionario.

Sin embargo, según la propia Resolución del Ministerio de Salud mencionada por Zaninni, los grupos prioritarios a inocular eran el “personal de salud”, “los adultos de 70 años y más” y las “personas mayores residentes en hogares de larga distancia”. Zaninni no estaba incluido en ninguna de estas categorías establecidas por el plan nacional de vacunación.

Desde nuestro espacio de representación de la sociedad que nos votó para trabajar y proponer políticas de estado, pero también para controlar y ponerle límites a los actos abusivos del gobierno y sus funcionarios, afirmamos que la conducta del señor Zaninni contraría los principios éticos y morales que deben ostentar quienes ocupan cargos públicos, sobre todo en estos tiempos de pandemia que ya se cobró miles de vidas y nos enfrenta diariamente a la amenaza de más contagios y más muerte.

En un país que luego de 14 meses de pandemia no supo establecer un plan de vacunación que nos garantice a todos la mayor inmunidad posible contra el coronavirus, cada dosis que se destina a un funcionario que aprovecha su espacio de poder para inocularse es una oportunidad menos para quien espera su turno para ser inmunizado.

Abuelos, enfermos crónicos, médicos, enfermeros, maestros, retroceden un casillero cada vez que un funcionario inescrupuloso recibe la vacuna en su lugar, “adelantándose en la cola”.

El dr Carlos Zaninni no puede desconocer esta circunstancia, ya que forma parte del gobierno que fija las pautas del plan de vacunación, y sobre todo, porque siendo el jefe de los abogados del Estado es su deber conocer las normas que lo rigen y determinan, qué es lo que al ciudadano común le está permitido y qué no.

Y si lo desconoce, debería renunciar".

Te puede interesar