Ahora Calafate Ahora Calafate

CARTAS ORGÁNICAS Y DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

Esta herramienta cuando existe la participación ciudadana tiene aun mas valor en poder contribuir a los procesos democráticos. El amiguismo no ayuda y puede terminar en autoritarismo. Por todo esto es importante la articulación y el trabajo entre vecinos para lograr consensos y mejorar nuestra calidad de vida.

Opinión 08/07/2021 Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Escudo Revolución Francesa

Ilustración: ESCUDO REVOLUCIÓN FRANCESA (1789)

“No tengo razón para quejarme de que me haya dado una voluntad más extensa que el intelecto; consistiendo la voluntad, en efecto, en una sola cosa, y ésta indivisible, no parece que su naturaleza consienta que se le arrebate algo de ella”. (1641) [1]

 

René Descartes (1596-1650)

 

Bien está planteado desde los inicios del pensamiento filosófico: los instrumentos no son buenos o malos en sí mismos sino la virtud o el vicio está en cómo los utilizamos. Hoy en día ampliamente reconocemos que las herramientas, los mecanismos y los procesos también tienen valores propios y se los puede justipreciar en tan sentido; la forma y la oportunidad, sin duda, son relevantes.

Las cartas orgánicas, sobre todo cuando han sido redactadas participativamente, en cada ciudad, contribuyen en mucho a favorecer el desarrollo integral y equitativo como resultado eficiente del involucramiento de los vecinos.

LA DINÁMICA HUMANA

Hace tiempo quedó atrás el concepto de que únicamente el crecimiento exponencial favorecería la igualdad humana, sin importar, por ejemplo, la contaminación ambiental, la destrucción de la naturaleza, etcétera. Era posible pensar en poblaciones ricas en entornos pobres. Grave error.

También que los procesos de desarrollo podrían sucederse exitosamente al margen de la libertad, los derechos individuales, sin consultas al electorado, etcétera, inclusive mediante dictaduras. Gravísimo error.

En la democracia es una constante y cotidiana su construcción en donde los ciudadanos aportan mucho, en la medida de las posibilidades de cada uno y, por caso, enriqueciendo la labor de los elegidos por el pueblo para gobernar mediante los poderes públicos. Participar es contribuir y nunca buscar reemplazar.

¿Cómo serán los resultados de una audiencia pública, con respecto a una reserva natural urbana, en donde en un caso la participación de la población fue baja en información, alta improvisación, poca diversidad en el involucramiento, etcétera y en el otro, los participantes han leído el respectivo Reglamento de Funcionamiento, buscaron asesoramiento cada vez que fue necesario, conocen antecedentes realizados en otras localidades, etcétera?

DEMOCRACIA DELEGATIVA

Cuando una sociedad manifiesta una generalizada falta de vocación por la constante búsqueda de la verdad, carece de un amplio criterio crítico, el amiguismo reemplaza a la aptitud y capacidad y predominan valores culturales de desidia por la cuestión pública, está muy próxima al abismo del autoritarismo que tantas aberraciones ha provocado en el género humano. El extraordinario acto cívico de votar es fundamental, pero lejos acaba allí.

DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

Una democracia con participación de la ciudadanía, por caso, en la formulación de propuestas (audiencias públicas y equivalentes), toma de decisiones sobre políticas y acciones públicas (referéndum vinculante), monitoreando el patrimonio comunitario y su administración (acceso a la información), planteando iniciativas legislativas (banca del vecino e iniciativa popular), sumándose en la priorización de los recursos (presupuesto participativo), etcétera, es fundamental para que se establezcan las condiciones para la generalización de la equidad.

En Patagonia existen interesantes ejemplos para analizarlos como antecedentes: El Huecú, San Martín de los Andes, S.C. de Bariloche, Ushuaia, etcétera.

UNA CUESTIÓN CLAVE

El destacado biólogo y filósofo japonés Masanobu Fukuoka (1913-2008) expresó: “La discriminación, el entendimiento incompleto y fragmentario, siempre se encuentran en el punto de partida del conocimiento humano”.

El saber, en las posibilidades de cada uno, para ser uno mismo en el contexto de la cultura permanente, conlleva la búsqueda constante de información y reflexión, compartiendo y aplicando en la vida diaria como comunitaria.

Los procesos participativos responsables, enriquecidos con los aportes de quienes se involucren, van consolidando sociedades que contienen alguna cuota de orgullo de pertenecer.

Por caso, el resguardo de las frágiles aves migratorias en su paso ancestral por cada localidad y región es parte inexcusable de un todo de extraordinaria magnitud, que genera interés por sus particularidades y alienta, por caso, la interrelación comunitaria, los aportes científicos, la valorización de la naturaleza, etcétera.

Muchos pobladores al observar algunos factores y fenómenos, con alguna precisión, son capaces de prever aspectos meteorológicos; si prestamos atención al estado de conservación de la naturaleza tendremos también indicadores de calidad humana y social de cada comunidad.

La educación en valores a los vecinos es un camino seguro de un presente democrático capaz de favorecer la consolidación de la vida digna para todos sin distinción alguna.

Sin duda que son necesarios esfuerzos individuales y colectivos, valorando el mérito y la constancia.

En síntesis

Si existe analfabetismo cívico es hora de favorecer el conocimiento para que cada uno de los ciudadanos, de todas las edades, incorpore cabalmente sus derechos, como parte de un proceso de involucramiento responsable en la construcción de una sociedad donde todos tengan cabida.Hoy en día contamos con una gran variedad de principios y mecanismos formales de participación ciudadana que, sin duda, al cumplirlos contribuyen a sentar las condiciones de una democracia de calidad y, también, a aventar falaces postulados como que el centralismo extremo y los autocráticos son más eficientes y con menos posibilidades de caer en prácticas donde unos pocos deciden por todos, todo.

Lo antedicho es fundamental a los efectos de que la participación de los vecinos nunca sea la lucha entre sectores poblacionales, por caso, según su ubicación geográfica, nivel de carencias o posibilidades, tipos de demandas, pertenencia grupos etarios, etcétera. La inteligencia en saber articularse es básica para el desarrollo sustentable, la fragmentación comunitaria es como un espejo destrozado que poco refleja ni sirve para casi nada. ¿Qué camino elegiremos?

La participación ciudadana es sinónimo de búsqueda de consensos entre todos, que es lo inverso a la partición de los vecinos en estériles confrontaciones donde, casi siempre, los que menos tienen son los que menos logran.


 
[1] Descartes, René. Meditaciones Metafísicas. Aguilar. Sexta edición. Página 90. Buenos Aires, Argentina. 1970.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

LEE TAMBIEN

Yo acuso 2

CARTAS ORGÁNICAS Y LA INFORMACIÓN PÚBLICA PROACTIVA

Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Opinión 19/05/2021

La información siempre es uno de los pilares fundamentales en nuestras democracias y para eso hay que trabajar mucho en hacerla de la mejor manera posible. Lamentablemente ninguna ciudad de Santa Cruz paso por esta experiencia. Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

Marcos Méndez

APUNTES CIUDADANOS: TODO VALE

Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Opinión 30/05/2021

El deporte y la política, dice Alejandro Rojo Vivot (1), tienen una estrecha relación a través de la historia, donde la corrupción en muchas oportunidades se mete y todo es nefasto. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CCLXXI.

Las más leídas

vacunacion menores1

El Calafate. Comenzaron a vacunar a menores de edad

Actualidad 03/08/2021

En la primera jornada se aplicaron primeras dosis a 75 adolescentes con factores de riesgo. La vacunación a este grupo etario continuará el jueves. Mientras tanto se sigue atendiendo por demanda espontánea para primeras dosis y con cronograma para segundas dosis, salvo Sputnik ya que no se han recibido.

Newsletter