Tanarro. “No hay ninguna duda con respecto a la continuidad del SAMIC”
Belloni presentó nueva maquinaria y vehículos municipales

  OPINIÓN  6 de diciembre de 2018
Carta al hospital SAMIC
Carta de una vecina sobre la situación del hospital público de El Calafate.

Querido Hospital SAMIC: hace mucho tiempo que quería escribirte. Te conozco desde los inicios, cuando tuve la suerte de que, casi a escondidas, pude empezar a visualizarte con los primeros instrumentales y equipamiento. Te vi desnudo, con los caños a la vista, los cables buscando conexión, y con esa proyección de alta complejidad que a veces daba miedo.  

Muchos te han deseado y soñado; otros, desde tus escombros han dejado alguna que otra piedra. Sin embargo, hoy estás con esos 17 mil metros cuadrados en medio de la estepa, con una vista al lago que pocos deben disfrutar, haciéndole frente a todos los vientos, recibiendo no solo a los calafateños, sino a todo aquel que necesite de tu servicio.

                Hace mucho que te veo llorar. Tus paredes gritan dolor, desconsuelo, impotencia, angustia, injusticia, tristeza, irracionalidad.  ¿Acaso esos ladrillos se afinaron tanto que el frío de la geografía convirtió a sus ocupantes en seres carentes de esa empatía, absolutamente necesaria para entender que si hay un hospital es porque lo principal es la atención al paciente?

                Miro más allá y siento que este monstruo blanco es el reflejo de todo lo que nos pasa como sociedad. Pareciera que la desesperanza se hubiera instalado en cada uno de los poros; pareciera que la la piel de muchos se ha endurecido e impermeabilizado. Todo resbala, nada llega al corazón del otro. Y así es como el hartazgo por la insensibilidad se demuestra en enojos, indiferencia, impulsividad, actos meramente individualistas. Las proyecciones son de muy corto plazo, pero vos, querido hospital, que necesitás crecer y que te guiemos entre todos, seguís gritando y clamando auxilio.

                ¿Es que acaso no se puede ver eso? Toda la comunidad de El Calafate te necesita, como también los turistas que nos visitan y cualquier otro ciudadano que elige este lugar con la ilusión de que los vas a atender, escuchar, registrar en su dolencia física o psíquica.

                Me duele la desidia; me duele el abuso; me duele la falta de humanidad.

                Necesito al médico, a la enfermera, al camillero, al administrativo, al personal de limpieza, al de cocina, a todos aquellos que te constituyen como tal.

                ¡Vamos querido hospital! ¡Despierta! No te mueras.

                Te pido un favor, querido hospital: que les digas a todos los que recibís día a día, a los que van al consultorio, a los que ingresan al quirófano, a los que entran por guardia, a los que inician su jornada con alguna extracción, a los que nos sacan esas fotografías y nos muestran cómo somos por dentro, a los que te ordenan y te dejan limpito, a todos, a que cierren los ojos y dejen que la memoria haga solito su trabajo: el de traer a este presente la infinidad de recuerdos de estudiante para que no olviden lo que les ha costado cada apunte, cada libro, cada cátedra y cada examen, para llegar a donde están. Y para que la amnesia no haga su jugarreta y recuerden lo valioso, lo necesario y lo importante que es que todos volvamos a abrazar eso tan íntimo y que es el eje sobre el cual vos, querido hospital, necesitás sostenerte y retroalimentarte: la vocación.

                Porque aunque escuches que eso “ya fue” porque pueda ser un concepto retrógrado, obsoleto, sumido en ideas de rentabilidad, de tiempos efímeros y políticos en los cuales el voto es lo que cuenta, no les hagas caso porque no es cierto. Nos hemos formado desde lo académico y como personas de bien porque todos, absolutamente todos, si estamos en salud, es porque lo que nos sobra es humanidad y sensibilidad; porque queremos ayudar al otro. Ese otro no es solamente esa persona al que le abrís tus puertas durante las 24 horas los 365 días y que se convierte en paciente; ese otro es también todo el personal que te sostiene.

                Que los parches sean los de nicotina, y no el método para pretender pasar de una situación a otra, casi naturalizando este modo de acción. La planificación ordenada, responsable, sin nombres ni apellido es lo que todos esperamos.

                Que las vendas sirvan para cubrir las heridas, y no para no querer ver lo que quema y lo que está frente a nuestros ojos.

                Que esta herida -que es la de todos- la podamos sanar, también entre todos.

                Que este dolor nos una, nos fortalezca, para que de una vez por todas aprendamos a que si estamos todos juntos, unidos, es mejor.

                Que no haya más fractura que el que reciba el servicio de traumatología.

                Que la anestesia no nos deje más en este estado inercial de inmovilidad, sin falta de reacción.

                Por un hospital que lata cada vez con más fuerza, fortalecido, empoderado, sabiéndose capaz de hacerle frente a todos los obstáculos; por un hospital que aprenda a superar las diferencias, que se nutra de ellas y encuentre rápidamente ese giro superador que todos necesitamos como calafateños y como sociedad en general.

                ¡VAMOS, QUERIDO HOSPITAL SAMIC!!!!

                                                                                                                                             Yolanda G. Son- 6/12/18             



COMPARTIR:
Notas Relacionadas





LO MAS LEIDO DEL MES

 
La calafateña que bailó en el Colón ante los líderes del mundo
Temblor se sintió en El Chaltén
Un joven herido en fuerte choque
Recibió un premio de manos del joven al que le salvó la vida
Detectan peligrosa bacteria en el sector de Terapia Intensiva del hospital.
 

HORÓSCOPO

 
Géminis
GEMINIS (del 22 de mayo al 21 de junio)

Tu tendencia a abdicar todo antes de concluirlo volverá a hacerse notar en la jornada de hoy. Grandes problemas se avecinan. Muéstrate dispuesto a ayudar a tu pareja en cada dificultad que ella experimente. Hazle notar que estarás siempre ahí. El cansancio debido a tu ritmo acelerado de los últimos días esta comenzando a hacer estragos en tu rutina laboral. Descansa.Sugerencia: No permitas que tu entorno condiciones tus capacidades solo por ser diferentes a aquellas que la sociedad interpreta como normales.

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
37.16
39.16

 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2018

 
Encuentran sin vida médica local.
Atención: Ruta tapada de nieve en Cuesta de Miguez
COMENZÓ LA RUPTURA DEL GLACIAR MORENO
LA GRILLA COMPLETA DE LA FIESTA DEL LAGO 2018
Choque fatal. Murió un chico
 


Ahora Calafate - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet