Juegos Evita: Calafateñas clasificadas en Gimnasia Artistica y Patin Artístico
Feria de Ciencias congrega 25 trabajos en El Calafate

  LOCALES  31 de agosto de 2017
Dos pitbull entraron a una casa y atacaron al dueño y sus mascotas
Los perros ingresaron sorpresivamente cuando la dueña de la casa abrió la puerta para salir al trabajo. Atacaron al gato y a la perra de la familia, y también mordieron al marido. Mariana brindó su testimonio a FM Dimensión. Pidió que los dueños de los pitbull se hagan cargo. La ordenanza sobre perros peligrosos no se cumple y se hace cumplir. (FOTO ILUSTRATIVA)

Lamentablemente es bastante común en El Calafate casos de personas mordidas por perros que deambulan en calles y veredas en todos los barrios. La gran mayoría de los animales pertenece a algún propietario desaprensivo que los deja sueltos, sin control.

Pero lo que vivió Mariana y su marido el pasado sábado, es algo bastante inusual. Eran poco más de las 11 de la mañana cuando luego de desayunar la joven abrió la puerta de su casa para ir a trabajar.

Repentinamente dos perros pitbull color beige (uno con collar naranja y otro verde), entraron a su casa y lo primero que hicieron fue atacar al gato, que estaba comiendo en el interior. Junto a él estaba la perra de la familia, que también fue víctima del ataque de los perros invasores.

En medio de un ataque de nervios, Mariana gritó desesperadamente. Al escuchar el escándalo su marido corrió desde la habitación y se enfrentó con los animales que solo querían atacar. El joven sufrió algunas mordidas, aunque leves.

Hasta los trabajadores de una obra en construcción acudieron rápido a la casa, alarmada por los gritos de la mujer.

En la pelea la perra de la casa y uno de los pitbull salieron al patio mientras el otro siguió mordiendo al gato, perforándole la cavidad abdominal y dejándolo en grave estado. El martes fue operado y llevará tiempo para recuperarse.

En FM Dimensión, Mariana contó que horas más tarde hizo una exposición policial, pero no concretó la denuncia, ya que no sabe quién es el dueño. Dijo que nunca los vio por su barrio, Aeropuerto Viejo.

Desde el sábado está buscándolos para ahí si denunciar al propietario.  “Yo no quiero que sacrifiquen a los perros. Quiero que los dueños se hagan cargo y responsables de sus animales”, dijo la joven en el programa Radio Activa.

Desde noviembre de 2011 rige en El Calafate la ordenanza 1429, que reglamenta la tenencia de perros de razas consideradas peligrosas, entre las que está el Pitbull. La norma que nunca se aplicó por parte del Ejecutivo, establece que estos animales deben estar registrados mediante un carnet donde figuren los datos del propietario.

Además es obligación estar resguardados dentro de un predio con “cercamientos o barreras eficaces”, de manera de “impedir que el animal ingrese en la vía pública”.

“Todo dueño, poseedor o tenedor de un animal potencialmente peligroso será responsable de los daños que se causen par acción del animal, sin que sea admisible alegar caso fortuito o fuerza mayor”, dice la ordenanza que hoy es letra muerta ante el incumplimiento de los vecinos y la falta de control municipal.



COMPARTIR:
Relacionadas: LOCALES