Emocionante y masiva despedida a Héctor Oyarzo

El sepelio del histórico enfermero fallecido el martes fue acompañado por un multitudinario cortejo que pasó por el Formenti y el SAMIC, antes de llegar al cementerio, donde fue despedido con aplausos, llantos y la música de Michael Jackson.
FormatFactorycortejo

Divertido, gran compañero, excelente profesional, amiguero, el asador, motivador, colaborador, el Tigre, gran jugador de padel, servicial,  el Flaco. Así recordaron  amigos y familiares que por cientos acompañaron a Héctor Oyarzo, fallecido el martes luego de pelearle por más de 40 días al Coronavirus y sus efectos.

Murió a los 58 años tras haber brindado servicio público durante 38 años. Se había jubilado pero decidió volver a dar una mano a sus compañeros en esta pandemia. “Un soldado no  puede quedarse en casa cuando hay una guerra. Había que estar en el frente”,  recordó el Dr. Oscar Bellini que le dijo cuándo lo vio trabajando nuevamente en el SAMIC.  

Una muy extensa caravana de autos partió desde la Cochería Balderramo en dirección al viejo Hospital Formenti, donde el Flaco trabajó desde 1982 hasta el traslado del hospital al nuevo edificio del SAMIC, donde también pasó el cortejo fúnebre, antes de llegar al cementerio local.

Allí muchos vecinos también se congregaron esperando la caravana, presidida por 6 ambulancias que hacían sonar sus sirenas. 

Su despedida fue acompañada de aplausos, llantos y algunas sonrisas, sobre todo al escuchar la canción Thriller, de Michael Jackson, que tanto le gustaba al Flaco.

Fue una despedida como se merecía este vecino que siempre estuvo dispuesto no solo a cumplir su trabajo, sino a brindarse entero por sus pasiones, la enfermería y la amistad. Descansa en Paz, Flaco.   


 

Te puede interesar