Argentina frena su reapertura ante la “segunda ola” y la nueva variante del virus

El País 22/12/2020 Por Hosteltur
Tras la habilitaciónde los arribos desde países limítrofes con destino a Buenos Aires, las autoridades turísticas de la Argentina habían anunciado una segunda fase de la desescalada internacional antes de diciembre. Pero esta reapertura no se concretó.
descarga (17)

El 11 de noviembre pasado, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Argentina y el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) anunciaron la puesta en marcha de una segunda fase en la desescalada internacional del país. En la primera etapa quedó habilitado el arribo de turistas de países limítrofes con destino exclusivamente al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA); la segunda preveía ampliar el alcance a los pasajeros de casi toda América Latina.

Según se anunció en aquel entonces, el decreto con la medida iba a estar listo antes de que terminara noviembre, y luego trascendió que podría ocurrir en diciembre. Pero llegadas las Fiestas esta reapertura no se produjo. ¿Qué ocurrió?

En efecto, el mundo ha dado un nuevo giro en el último mes. Primero, por el surgimiento de una “segunda ola” de contagios en Europa, que también se verifica en los Estados Unidos y en prácticamente toda Sudamérica. Y segundo, por la reciente detección de una nueva variante del COVID-19 en el Reino Unido.

De hecho, la incógnita hoy es si habrá o no una vuelta atrás en la habilitación de vuelos regulares desde Europa y de los pasajeros autorizados (argentinos y residentes en Argentina; esenciales; de “fuerza mayor”; y familiares directos de argentinos). Por empezar, se cerró la frontera con el Reino Unido; pero dado que la nueva variante se estima que haya empezado a circular en septiembre, es probable que otros mercados también se vean afectados pronto.

Según lo aseguró el ministro de Salud argentino, Ginés González García, Argentina es el único país de la región que hoy no está verificando un aumento de casos, pero admitió que el descenso se ha desacelerado y no descartó que esa “segunda ola” se produzca también en su nación.

Por Rolando Klempert Izaguirre - Hosteltur

Te puede interesar