Triste aniversario. Todo un año sin clases presenciales

El viernes 13 de marzo de 2020 se suspendían “por un día” las clases en escuelas de El Calafate, en forma preventiva por la aparición del primer caso que resultó positivo. A un año de aquel día las escuelas se mantienen cerradas. El CPE no cede ante el reclamo de madres y padres, acompañado por autoridades locales y legisladores. Salud se fundamenta en el riesgo epidemiológico, sin embargo autoriza actividades deportivas, culturales que incluyen a niños y adolescentes.
clases

El jueves 12 de marzo de 2020 el CPE emitió la Resolución 457 que suspendían por 24 horas las clases en El Calafate como una medida preventiva ante la aparición del primer caso sospechoso de Covid, que días más tarde se confirmó como positivo. 

Esas 24 horas se transformaron en 365 días. Hoy se cumple un año de aquella resolución y las clases presenciales no volvieron en El Calafate. Y lo peor, no se sabe cuándo regresarán.

aula vaciaSuspenden clases en El Calafate por un día

El Consejo Provincial de Educación junto con el Ministerio de Salud, tomaron esta decisión basándose en los indicadores epidemiológicos. El Calafate junto a otras seis localidades de Santa Cruz se encuentran en situación de transmisión comunitaria, a pesar de que los contagios han tenido una considerable baja. 

La decisión del gobierno cayó mal en muchos padres y madres, que se organizan para reclamar por el regreso presencial. El Intendente Javier Belloni y todos los concejales también se expresaron formalmente pidiendo que el CPE que avance hacia la presencialidad.

un año sin clases

Hoy en la primera sesión del año en la Legislatura, los diputados calafateños impulsaron una resolución en el mismo sentido. El tema generó un intenso debate y el proyecto no fue aprobado apenas por un voto de diferencia. 

Frente al pedido de explicaciones el CPE mantiene silencio. El gremio docente por su parte, afirmó y repite que no están dadas las condiciones para el regreso presencial.  Por otra parte hay edificios que no están en condiciones para retomar las clases. ¿Será ese el motivo real? y la conectividad es deficiente en El Calafate ante tanta demanda.

Mientras tanto el Ministerio de Salud ya aprobó protocolos para la reanudación de talleres culturales, prácticas y competencias deportivas, actividades recreativas y hasta espacios comerciales donde los jóvenes se encuentran, se relacionan.  Sin embargo las escuelas siguen cerradas.

¿Cómo se entiende que en El Calafate se pueda ir a un instituto de idiomas, a un taller de guitarra, a una cervecería o a un gimnasio, y no se pueda ir a la escuela?. Todo en una localidad que está en situación de transmisión comunitaria. 

Ante una pregunta tan lógica no hay respuesta de las autoridades. La vocal por los padres ante el Consejo Provincial no aparece y las escuelas siguen cerradas. Un año después...  

Te puede interesar