Privados argentinos solicitan asistencia especial para la Patagonia andina

El País 17/03/2021 Por Hosteltur
Luego de vivir una buena temporada de verano, varios destinos de la Patagonia, específicamente los de la llamada Comarca Andina, se encuentran nuevamente sumidos en una crisis, esta vez producto de los múltiples incendios forestales que se registran en esa zona clave para el turismo de naturaleza. Por eso, las cámaras del sector turístico están solicitando una ayuda especial al Gobierno nacional e incluso, podrían reunirse con el presidente Alberto Fernández.
L_234734_alerces

Como si el impacto de la pandemia, de las múltiples crisis económicas, de las devaluaciones y de la pérdida de conectividad no hubieran sido suficiente, desde hace varias semanas la Comarca Andina de la Patagonia argentina está en llamas. Una decena de focos de incendio que se sospechan intencionales quemaron más de 15.000 hectáreas de bosque entre las provincias de Río Negro y Chubut.

Mientras la Justicia investiga y se intenta extinguir todavía algunos de estos focos, el problema se volvió político y desató cruces con la oposición e incluso dentro del propio partido, el peronismo (Frente de Todos). A tal punto, que el Gobierno nacional y el provincial se lanzan acusaciones mutuas por las responsabilidades que derivaron en que manifestantes sobrepasaran la seguridad presidencial y atacaran el vehículo en el que se trasladaba Alberto Fernández durante su visita a Chubut.

Pero en medio de todo este humo (el literal y el metafórico) está la gente. Más de 200 familias se quedaron sin nada. Y aunque esta tragedia no afectó de manera directa a los hoteles, hosterías y cabañas emplazadas en esa zona, sí las golpeó fuertemente en su operatoria, luego de una temporada que los propios empresarios consideran que fue “buena” y que parecía ser el puntapié inicial para la recuperación.

Vale recordar que Bariloche, en Río Negro, fue la estrella del verano y ya se postula como una de las preferidas para la Semana Santa y las vacaciones de invierno. Con eje en esa ciudad (una de las que mayor vuelos tiene en el interior del país), los turistas se volcaban luego a otras localidades de su entorno, tal es el caso de El Bolsón, una de las más afectadas por los incendios.

Según lo confirmó la Secretaría de Turismo barilochense a este medio, la ciudad no sufrió focos de incendio ni afectación alguna a su actividad turística, pero sus empresarios hoteleros suscribieron el comunicado que la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) dio a conocer el pasado lunes 15 de marzo, en la que reclaman justicia y piden una rápida asistencia para este sector.

Asimismo, como se señalaba, exigen “una investigación rápida y seria”, argumentando que “siete focos en simultáneo, en lugares distintos y estratégicos, necesitan como mínimo una explicación”. “Hoy la zona se encuentra devastada, arrasada por el fuego; tan maravilloso entorno natural, convertido en cenizas. Pueblos enteros sin luz, sin agua. Refugiados dónde se puede”, describe la entidad ese triste panorama.

Como suele ocurrir, las tragedias también movilizan la solidaridad, y eso fue lo que ocurrió en el sector. Según pudo saber esta publicación, apenas conocidos los efectos devastadores del fuego las cámaras de la actividad se acercaron a los empresarios para interiorizarse sobre su situación y ofrecer su ayuda en términos de gestión. Así como la Fehgra lo planteó en un comunicado y en el trabajo político, la Asociación Argentina de Ecoturismo y Turismo Aventura (Aaetav) se contactó con los prestadores de la zona a pesar de no ser sus representados y también llevó esas necesidades a la mesa de la Cámara Argentina de Turismo (CAT).

Todos movilizados en el seno de esta entidad madre de la industria turística, iniciaron los contactos con el Gobierno nacional para tramitar esa ayuda especial. El canal natural es el Ministerio de Turismo y Deportes, pero dada la urgencia también se tendió una línea directa con el Ministerio de la Producción, que suele otorgar paquetes de ayuda para estos casos, aunque sus recursos hoy están enfocados a paliar el impacto de la pandemia (por ejemplo, a través del Repro 2).

Inclusive, le confiaron a este medio que se solicitó una reunión con el presidente Alberto Fernández, aunque no aclararon si se trata de un encuentro puntual sobre este tema o si se incluirá esta problemática dentro del temario de la reunión ya pedida para plantear que la asistencia anunciada para el sector, a través del Repro 2 y su complemento económico, es insuficiente.

En primera persona
Para ilustrar mejor cómo vivió el sector privado esta tragedia ambiental y social, HOSTELTUR dialogó con Willie Paats, empresario referente de la actividad turística de la Patagonia, titular de la agencia Argentina Visión, con base en Puerto Madryn, y hospedajes en esa ciudad, en El Hoyo y en el Parque Nacional los Alerces (ambos lugares en Chubut). Además, es un reconocido dirigente de la CAT nacional y de Chubut.

Según relató, ni él ni sus vecinos sufrieron daños en las infraestructuras de los alojamientos, pero se mostró sumamente apenado por la situación de esas 200 familias afectadas. Para fortuna de las hosterías, relató que los incendios se concentraron en zonas en las que había chacras.

Pero él también casi lo sufre en persona. Su hostería Aldea Los Huemules, ubicada en la localidad de El Hoyo, se salvó de milagro: la lluvia detuvo el avance de las llamas y facilitó su extinción. En tanto, la Estancia Futalaufquen se encuentra en Esquel, donde se registró uno de los últimos focos, que pudo ser apagado rápidamente antes de que se saliera de control.

Pese a no estar entre los damnificados, fue uno de los empresarios que se solidarizó con sus colegas e intervino en su favor para hacer llegar sus pedidos. En ese sentido, explicó que una rápida actuación de las autoridades será clave para que no se desaproveche el terreno ganado por la región durante el último verano.

Finalmente, en su caso puntual y por lo que le manifestaron los empresarios con los que estuvo en contacto, aseveró que las reservas alcanzaron niveles similares a los de 2019 y que se prevé también un fuerte movimiento para la Semana Santa, siempre que los incendios no sigan avanzando y esta situación no genere mayores efectos sobre la demanda o la conectividad.

Por Rolando Klempert - Hosteltur

Te puede interesar