Sañin Simunovic. Falleció un ilustre vecino y emprendedor de El Calafate

Sociedad 05 de septiembre de 2020 Por Guillermo Pérez Luque
Fue comisionado de Fomento e Intendente. Activo miembro de instituciones como la Cooperativa Telefónica COTECAL, el Club Lago Argentino y la Cámara de Comercio. También fue responsable de Aerolíneas Argentinas y LADE en esta localidad. Empresario y comerciante en varios rubros.
Sañin y Bettina
Foto reciente de Sañin, junto a su hija, Bettina.

Una triste noticia llegó esta tarde desde Buenos Aires. A los 87 años de edad falleció Sañin Simunovic, uno de esos vecinos activos, comprometidos y muy queridos de El Calafate.

Sañin nació el 8 de junio de 1933, hijo de Tonko Simunovic y Pilar Berberena. A los 27 años se casó con Vilma Semprini (1961) y tuvieron una hija, Bettina, quien hoy habló con AHORA CALAFATE y nos ayudó a armar esta reseña, en la que seguramente faltarán datos.  

Es que realmente sería más breve contar qué NO hizo Sañin en su vida. Tuvo una activa participación en la vida pública e institucional de El Calafate o Lago Argentino, como se la conoció durante décadas a esta localidad.

Se relación con los aviones fue una de las más intensas, a pesar de no haber comenzado nada bien. En julio de 1946, cuando apenas había cumplido los 13 años, protagonizó un accidente de avión. Un avión Junker 52 de la Aeroposta aterrizó de emergencia sobre la meseta del Lago Buenos Aires. Los pasajeros, entre los que también estaba el estanciero y ex Gobernador del territorio, Edelmiro Correa Falcon y la maestra Violeta Villalba,  debieron esperar 4 días en medio de la nieve y con intenso frío, hasta que los rescataron.

“Eso fue un antes y un después en su vida. El accidente fue un acontecimiento que le dejó secuelas reumáticas por el resto de su vida”, cuenta Bettina.  

Eran épocas en que quien podía enviaba a sus hijos a hacer al secundario en Buenos Aires. Sañin lo cursó en el Colegio Marín, de Buenos Aires en 1952

Con algunos años más sucedió a su abuelo en la gerencia de Aerolíneas Argentinas en El Calafate, y cuando en  marzo de 1966 LADE se hizo cargo de las rutas deficitarias de AA, Sañin pasó a ser el primer gerente también de esta compañía. Durante 25 años fue personal civil de la Fuerza Aérea Argentina.

Sañin Simunovic también amó el fútbol. El Club Social y Deportivo Lago Argentino lo tuvo como arquero, activo socio y hasta Presidente de la institución que siempre llevó en su corazón.

1968 25-May-Sañin Comisionado
Acto del 25 de Mayo de 1968 - El comisionado de Fomento Sañin Simunovic (segundo de izq a der)

Hacia fines de los 60 Sañin fue designado como Comisionado de Fomento de El Calafate. Y estando en ese cargo también hizo gestiones para la llegada de la telefonía. De hecho es uno de los socios fundadores de la Cooperativa Telefónica de El Calafate (COTECAL)   

A comienzos de los ’70 fue intendente del flamante Municipio. En su gestión se construyó el primer centro de informes turísticos y la casilla de acceso a la localidad 

Además fue gran impulsor de la asociatividad de emprendedores locales, que dio origen a la Camara de Comercio.

La Casa Berberena fue el bien de la familia que de almacén de ramos generales derivó en Supermercado, el cual Sañin manejó hasta el año 1992. 

Paralelamente incursionó en otros rubros: fue el primer representante de Seguros en El Calafate, con La Franco Seguros. También representó a Andreani e impulsó la Instalación de OSDE en esta localidad.

Luego de dejar Berberena abrió “Rincón Maipé”, una recordada chocolatería y casa de productos artersanales.

La casa de Sañin, sobre Av. Libertador casi esquina 15 de febrero, siempre fue reconocida por su hermoso jardín plagado de enormes rosas y lavandas, que cuidaba sabiamente su mujer Vilma, recordada maestra primaria.

Sañin en su casa
Sañin en el living de su casa, en El Calafate

Vilma partió en marzo 2010, y desde entonces Sañin se estableció en la ciudad de Buenos Aires. La última vez que vino a El Calafate fue hace tres años. Su salud se fue apagando poco a poco. Hasta último momento disfrutó de la compañía de sus nietos. Descansa en el Jardín de Paz de Pilar.

Hoy se fue a los 87 años, y su familia no paró de recibir mensajes desde El Calafate y otros lugares de Santa Cruz. Todos ellos evocando a un buen hombre, un vecino comprometido y emprendedor. 

Te puede interesar