APUNTES CIUDADANOS: EL HUMOR CHILENO

Opinión 14/03/2021 Por Alejandro Rojo Vivot
El país trasandino tiene una gran historia de humor gráfico a través de los años. Alejandro Rojo Vivot nos hace un repaso de ejemplo de esto. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CCLX.
corriosolo Fortín Diario Santiago Chile 10 de octubre de 1988

Ilustración: "CORRIÓ SOLO". FORTÍN DIARIO. PRIMERA PLANA. SANTIAGO, CHILE. 10 DE OCTUBRE DE 1988 

“Tras el conocimiento que la génesis del chiste hemos adquirido persiguiendo el desarrollo de este último desde su grado de juego, no puede maravillarnos que lo ingenuo aparezca sobre todo en los niños y, secundariamente, en los adultos poco cultivados, [2] a los que, por su escaso desarrollo intelectual, podemos considerar como niños”. [3] [4]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

A veces, la falta de interés o endeble conocimiento genera en determinados seres humanos la formulación de afirmaciones que, básicamente, son meras respuestas estereotipadas. Por caso, que el humor es un ariete político capaz derrocar un sistema democrático o que en determinado país los humoristas son escasos y en otros son muchos y extraordinarios.

A veces actúan impelidos por endebles nacionalismos donde los propios son siempre los mejores o califican a millones de personas por las políticas públicas llevadas a delante por los gobernantes, que en definitiva son unos pocos.

TODO UN PAÍS

Desde sus orígenes Chile se caracteriza, entre otras, por el excelente ejercicio del humor gráfico, tanto el costumbrista como el político; algunos perduran y otros están en el arcón de los apreciados recuerdos.

Lejos estamos aquí de efectuar un análisis extenso, pero vale una mera enumeración indicativa.

Del grupo “El Mercurio” (1900), el vespertino “La Segunda” se edita en Chile desde 1931; [5] habiendo sido algunos de sus destacados colaboradores en cuanto al humor: Renzo Antonio Giovanni Pecchenino Raggi (Lukas) (1934-1988), [6] Luis Goyenechea Zegarra (Lugozone) y Luis Goyenechea Saavedra (1951).

Por otro lado, vale acotar que Lugozone luego de un exitoso período estadounidense, [7] que se prolongó por un lustro, retomó su labor en Chile desde 1975, colaborando en “Berreta New”, suplemento humorístico de Alfonso Ortega (Julián Barreta) que fue crítico de la “Unión Popular” y, particularmente de su gobierno.

Al año siguiente su hijo Luis Goyenechea Saavedra (Goy) (1951-2013) se suma con su humor político internacional y luego al nacional, siendo célebres sus caricaturas del dictador Augusto José Ramón Pinochet Ugarte (1915-2006).

UN POCO MÁS

Recordemos que durante la dictadura el diario “La Nación” (1917-2010) fue convertido en un medio de comunicación social gubernamental, no publicando humor gráfico.

Cabe tener presente que el Bando N° 19, de 1984, prohibió el humor político en revistas de oposición, aunque la actividad perduró a riesgo de ser encarcelados o asesinados, además de la destrucción de sus bienes materiales, inclusive generando pérdidas de puestos de trabajo y perjudicando la inversión privada. [8]

Un ejemplo de humor político inteligente para evadir a la censura y clausura fue la propuesta de “El Fortín Mapocho” (“Fortín Diario”) que, bajo la consigna “El diario popular a su medida”, publicaba sucesivas adivinanzas gráficas con puntos que los lectores interesados los unían para descubrir lo que estaba vedado por la nefasta política gubernamental. Por su línea editorial, la publicación tuvo particular auge de ventas en los años de la dictadura y luego las mismas declinaron hasta su cierre.

Siguen siendo célebres sus titulares con respecto a la derrota del militarismo en el Plebiscito: “¡Corrió solo y llegó segundo! [9] Y ¡Adiós General! ¡Adiós Carnaval! [10] [11]

Reírse de los autocráticos, con pensamiento único, es un hito principal en el largo y a veces peligroso camino de la libertad de opinar y conocer.

Desde 1980 hasta 1990, la significativa revista quincenal “Ercilla” (1971-2015), que fomentó particularmente la lectura y los artículos de opinión firmados, incluyó al humor político en una sección especializada sobre todo en cuestiones internacionales “En la Cumbre”, a cargo de Jaime Oddo (Van-Dog).

Mientras que a partir de 1988 el mensuario “Análisis” (1977-1993), con línea editorial opositora al gobierno de los militares, publica, entre otros, a Luis Marco Henríquez Rojas (Mico) (1965), con gran capacidad artística. [12]

LA INTELIGENCIA Y VALENTÍA

Es importante mencionar también a la precursora revista Apsi (Agencia Publicitaria y de Servicios Informativos Ltda.) (1976-1995), cuyo lema fue: “Por el derecho a no estar de acuerdo”.

Sigue siendo valorado y recordado el número extraordinario “Apsi-Humor: Las Mil Caras de Pinochet (mi diario secreto)”, (agosto de 1987) donde dibujado por el prolífero y multipremiado Guillermo Bastías Moreno (Guillo) (1950) en la tapa apareció, para furia de los déspotas y sus esbirros, el dictador como si fuera su admirado Luis XIV, el absolutista Rey Sol (1638-1715).

Los 100.000 ejemplares fueron confiscados por los aprendices de brujo de pacotilla, la División de Comunicación Social (DiNaCoS), mientras acusaros a sus directivos [13] de “asesinato de imagen”.

Entonces, rápidamente, informal y secretamente pusieron a la venta una nueva edición donde la cara del sangriento déspota estaba cubierta por una careta, empleando el dibujo original que los ineficientes perversos habían olvidado de llevárselo.

UNO MÁS

El destacado periodista chileno Eugenio Pascual Santos Lira Massi (Eugenio Lira Massi) (1934-1975), [14] en su segundo libro de humor, a la manera de biografías breves, sobre los legisladores chilenos escribió: “En cambio FERNANDO OCHAGAVIA [15] se pasea por la Cámara como si lo estuviera haciendo por su fundo. Tiene la facha, los ademanes y la insolencia de los latifundistas. Cuando habla y lo interrumpen mira al atrevido como si lo haría con un inquilino propasado.

La reforma agraria le llegó al hueso. Pocas veces he visto a un parlamentario atacar con apasionamiento un proyecto. Cuando se aprobó, se notó que le dolía hasta el alma y anduvo varios meses taciturno.

Ahora, se ha recuperado y ha vuelto a sonreír. Hay que reconocer que es un pelado simpático y que para la Derecha ha sido un buen parlamentario. Debía volver a la Cámara, pero se va a tirar el salto al Senado y ahí se puede ir de espaldas.

Voy a meter aquí mismo a HARDY MONBERG, [16] pese que la idea era poner en esta parte a los más destacados, solamente para salir de un lío. No lo ubico bien. Si me lo encontrara en la calle pasaría de largo. Me han dicho que es divertido, pero no creo que eso le sirva de mucho a él. ¿Cómo va a poner en sus carteles: Vote por Hardy Momberg, es muy divertido?

Sería poco serio.” [17]


[1] Co organizador y participante en “Encuentro sobre Política Poblacional Animal”. Municipalidad de Ushuaia. Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina. 4 horas cátedra. (2005). 
[2] A nuestro entender, el humor popular contradice esta afirmación.
[3] Aquí es dable suponer que el autor está también, por caso, refiriéndose a los derechos políticos y ciudadanos.
[4] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1133. Madrid, España. 1973.
[5] Directo opositor al gobierno de la Unión Popular.
[6] Apoyó con sus viñetas a la dictadura y poco antes de fallecer le otorgargaron la máxima distinción nacional aun extranjero: la “nacionalidad chilena por gracia”.
[7] New York Times, Miami Herald, Sick y Cracked y Zigzag Libre, de Miami.
[8] Ley N° 12927 de Seguridad del Estado. Decreto N° 890, 3 de julio de 1975.
[9] Anónimo. Fortín Diario. Santiago, Chile. 10 de octubre de 1988.
[10] Canción muy difundida del activista, pacifista y valorado grupo musical chileno “Sol y Luna”, que fue fundado en Santiago en 1978, aún vigente, cuyas canciones son contrarias a la dictadura de entonces y el hambre, la pobreza, etcétera.
[11] Anónimo. Fortín Diario. Santiago, Chile. 5 de octubre de 1988.
[12] También trabajó en “La Nación”, “Punto final” y el portal electrónico “primera Línea.cl Diario Internet”.
[13] Marcelo Contreras y Sergio Marras, director y subdirector Marcelo Contreras y Sergio Marras, director y subdirector respectivamente.
[14] Es probable que haya sido durante su exilio en París, a donde había huido a los comienzos de la última Dictadura, a la que siempre se opuso mediante su trabajo en los medios de comunicación.
[15] Fernando Ochagavía Valdés (1928-2003). Ingeniero agrónomo y político chileno, miembro del derechista Partido Nacional (1996-1994).
[16] Hardy René Oscar Momberg Roa (1926-1990), fue productor agropecuario, empresario sureño y político conservador de larga trayectoria.
[17] Lira Massi, Eugenio. La Cámara y los 147 a Dieta. Editorial Te-Ele. Página 33. Santiago, Chile. 1968

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

Te puede interesar