Se destruyeron 4200 dosis de la vieja vacuna contra la Polio

Santa Cruz 08 de mayo de 2016 Por Guillermo Pérez Luque
Fue el pasado viernes en el crematorio del Cementerio de Río Gallegos. Hacia allí fueron llevadas también las vacunas de la zona sur. El operativo de retiro de los vacunatorios estuvo a cargo del Hospital SAMIC de El Calafate. El referente de Inmunizaciones brindó los pormenores en FM Dimensión.

Escucha el audio

AUDiO - Juan Alberto Alderete - FM DIMENSION

El pasado 29 y 30 de abril se concretó en cada rincón del país el operativo de retiro de la vieja vacuna trivalente Sabin y se puso en práctica en nuevo esquema de vacunación contra la Poliomelitis.

Este cambio, del que participaron 123 países, entre ellos Argentina, se produce en el marco de la Fase Final para la Erradicación de la Poliomielitis 2013-2018, que tiene por objetivo un mundo libre de polio para el año 2018.

Para el sur de Santa Cruz (excepto Río Gallegos) fue responsable el Hospital SAMIC de El Calafate como responsable del retiro de la vieja vacuna de todos centros de aplicación.

El referente local del Plan Nacional de Inmunizaciones, Juan Alberto Alderete contó en FM Dimensión que los remanentes de la Sabin Trivalente fueron rotulados tal como indicaba el procedimiento establecido para este operativo.

En la recorrida se incluyó a las vacunatorios de El Calafate, El Chaltén, Tres Lagos, Río Turbio y 28 de Noviembre. Y el día 30 de abril fueron llevadas todas las dosis hacia Río Gallegos, donde se concentraron las vacunas de otras localidades de la provincia.

Finalmente, el pasado viernes 6 de mayo fueron destruidas unas 4200 dosis en el horno pirolítico, a una temperatura de 800ºC.

“Esta dado el primer paso hacia la erradicación de la Polio”, dijo Alderete en el programa Radio Activa.

Vacunas_polio1 [AC]

La ya extinta Sabin oral trivalente fue reemplazada por el nuevo esquema de vacunación que consistirá de cinco aplicaciones: dos dosis de vacuna inactivada (IPV) -conocida como Salk- y tres dosis de vacuna oral bivalente -conocida como Sabin bivalente-.

La primera dosis de Salk inyectable se aplica a los dos meses; la segunda dosis de Salk a los cuatro meses; luego dos dosis de vacuna Sabin oral bivalente, a los seis meses y entre los 15 y 18 meses, respectivamente, para finalmente aplicar un refuerzo de vacuna Sabin oral bivalente al ingreso escolar (5 – 6 años).

 Para aquellos niños que hayan iniciado el esquema de vacunación contra la polio antes del cambio, los equipos de salud de los vacunatorios de todo el país informarán a los padres el esquema a seguir para asegurar la protección adecuada contra la poliomielitis.

Cabe señalar que tanto la Salk inyectable (IPV), como la vacuna Sabin oral bivalente (bOPV), son vacunas seguras y eficaces que, utilizadas de manera secuencial, proporcionan la mejor combinación para la protección en las etapas finales de la erradicación de la poliomielitis.

Te puede interesar