APUNTES CIUDADANOS: REVOLUCIÓN

Opinión 19 de julio de 2020 Por Pablo Perret
Pasan los años, los siglos y sin dudas los libros son elementos muy importantes en nuestras vidas cotidianas. Alejandro Rojo Vivot (1) alienta a los lectores a que lean "Rebelión en la granja" si no lo leyeron y si ya lo hicieron háganlo de nuevo. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CCXXVI.
George Orwell Rebelión en la granja Kraft Buenos Aires abril 1952

FOTO: ARV. GEORGE ORWELL. REBELIÓN EN LA GRANJA. EDITORIAL KRAFT. BUENOS  AIRES. ABRIL DE 1952

“(En un chiste ya expuesto) Es requerida nuestra atención por dos importantes factores: el papel desempeñado por el tercero, el oyente, y las condiciones de contenido del dicho mismo”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Desde el día siguiente al comienzo de la historia de la humanidad el autoritarismo fue una constante, incluyendo a los personajes iluminados de pensamiento único donde todos los demás poco valor poseen salvo el obedecer.

Al mismo tiempo, con distintas suertes, los que bregaron y los que insisten en tal sentido en la actualidad, por el respeto a la condición humana casi llenan las bibliotecas con sus cometidos.

Ojalá que cada vez haya más lectores de libros, incluyendo los que están muy ocupados en otras cuestiones. [3]

El muy difundido pensador, ensayista, poeta y cronista alemán Christian Johann Heinrich Heine (1797-1856), particularmente estudiado por los periodistas por sus aportes a esa profesión y al empleo del idioma, apuntó: “Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres”. [4]

El prolífero humorista gráfico español Manuel Summers Rivero (Summers) (1935-1993) apuntó: “Como cualquier hijo de vecino. Desde que nací, como les ha pasado a los demás de mi generación, estamos todos autocensurados porque estamos todos asustados. Cuando te planteas hacer un chiste, lo mismo que cuando te planteas hacer una película, partes ya de un planteamiento que está autocapado. Sin haber hecho nada todavía ya tienes miedo de que te pase algo.

Es lo mismo que ocurre cuando vas por la carretera conduciendo lindamente sin hacer nada mal y aparece la pareja [5] y te asustas. También antes de empezar a escribir o dibujar ves ya a la pareja de motoristas, aún sin haber hecho nada”. [6]

Rebelión en la granja (Animal farm) (1945), del ampliamente difundido aún en el Siglo XXI, ensayista, periodista y escritor inglés Eric Arthur Blair (George Orwell), (1903-1950), es una novela amena y profunda, para todas las edades.

Su seudónimo continúa siendo sinónimo del autoritarismo y estatismo propio del marxismo y el fascismo, de sistemas actuales de partidos políticos únicos, del pensamiento absoluto, unicatos, camarillas hereditarias, gobernantes perpetuos, regímenes militarizados, países teocráticos, gobiernos terroristas, políticos pocos republicanos, etcétera.

“Este magnífico libro es una ficción que bajo las formas de apólogo [7] reproduce con impresionante fidelidad realidades políticas y sociales que actualmente mantienen a la humanidad en permanente zozobra. La sátira, cargada de sano humorismo, evidencia como en un imaginario país los seres libertados por un movimiento reivindicador, cuando creían haber realizado una conquista acariciada desde largo tiempo, advierten que en sustancia la transformación era un simple cambio de nombres, sin que el nuevo régimen les trajera alivio de los sufrimientos ni la compensación de los generosos esfuerzos empeñados para eliminar las injusticias pasadas. Huelga añadir que en este cuadro está retratado el comunismo soviético”. [8] [9]

Si nunca la leyó apúrese en disfrutarla, si ya lo hizo hágalo otra vez; es una lección de humor político tratado magistralmente.


[1] Coordinador: Investigación sobre el estado social de comunidades mapuches en la Provincia del Neuquén. Universidad Nacional de Buenos Aires. (1972-1973). 
[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1083. Madrid, España. 1973.
[3] El cambio será sustancial si el 10% de tiempo del uso diario de atención a los mensajes en la pantalla de los celulares se invirtiera en la lectura de un libro, en cualquiera de sus formatos, incluyendo las formas gratuitas cada vez más difundidas. Desde luego que la opción es de cada uno como la elección de los fundamentos de la misma.

¿Quién hizo creer que leer libros es perjudicial?
[4] También publicó numerosos trabajos satíricos.
[5] Policía motorizada.
[6] Summers. En José Manuel Girones. La política española entre el rumor y el humor. Ediciones Nauta. Página 389. Barcelona, España. Octubre de 1974.
[7] Ficción que contiene enseñanzas morales, éticas, etcétera.
[8] Orwell, George. Rebelión en la granja. Guillermo Kraft. Segunda edición. Solapa tapa. Comentario editorial. Buenos Aires, Argentina. Abril de 1952.
[9] Bien podría ser de otros signos ideológicos, regímenes teocráticos, de pensamiento único, militarización del poder, sistemas de partido político único, etcétera.

Pablo Perret

Periodista desde octubre 1988. Fundador y Conductor del programa "Marathon Deportiva" julio 1992. En FM DIMENSIÓN desde marzo 2005. Fundador y miembro de AHORA CALAFATE desde 2007

Te puede interesar