CARTAS ORGÁNICAS: MENTIRAS Y MENTIRITAS

Estamos cerca de una campaña política donde los ciudadanos tenemos que estar muy atentos a los que se dice porque..., cada uno saque sus conclusiones pensando y razonando de lo que tenemos que hacer. Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor.

Opinión 11/05/2023 Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Mazzoke. Rico Tipo. N° 272 Buenos Aires, 15 de marzo de 1050
FOTO: ARV. ADOLFO MAZZONE (1914-2001). RICO TIPO. AÑO VII. N° 272. BUENOS AIRES, 15 DE MARZO DE 1950

“Mire vuestra merced -respondió Sancho- que aquéllos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas”.

Miguel de Cervantes Saavedra

Desde el inicio histórico de las novelas de ficción los más disímiles personajes y argumentos nos construyen realidades mediante fantasías que tanto el lector como cada autor saben hasta dónde llega la verdad.
Varios siglos después, hoy en día, las falsedades explícitas expresadas por empleados públicos jerárquicos, con altos sueldos financiados por los contribuyentes, se mantienen con total desparpajo; por lo menos en muchas regiones inclusive las gobernadas por quienes no pueden justificar ni mínimamente sus inmensas fortunas.
Las variantes son muchas como la manipulación de las estadísticas por parte del Partido Justicialista y sus aliados para lograr fraudulentos resultados exitosos, mediante la intervención violenta del INDEC que significó la inhabilitación absoluta a perpetuidad para ocupar cargos en la administración pública. (2006-2013).
Tampoco en Argentina existe la posibilidad de la proscripción (latín: proscriptio) como condena judicial, ni hay presos políticos aunque sí algunos políticos presos por corrupción.

CADA VEZ MÁS POBRES
Con prolongadas y altas de inflación y millones de personas subsidiadas crónicamente con dineros públicos, la tripartita alianza partidaria gobernante puja por mantenerse en el poder ocupando cargos bien rentados: “El Frente de Todos sumó una nueva discusión pública, esta vez entre Matías Kulfas y Juan Grabois. El ministro de Producción salió al cruce de una acusación del dirigente social y negó que haya habilitado la ‘importación de basura norteamericana’. (…)
Kulfas descartó de plano la acusación. ‘Es falso lo que dice Grabois. Lamento que esté diciendo cosas que perfectamente se hubiese tomado un minuto para chequearlas o conversar conmigo o con gente del ministerio y rápidamente hubiese entendido que no es así’, declaró el ministro”. (1)

“El ‘presidente’, esta semana sumó una nueva frase a su colección de incunables. Dijo textualmente el domingo pasado en una entrevista con Tomás Rebord, hablando de sus logros: ¿Quién se plantó frente al G7 para decirles que ‘paren esta guerra porque nos está llevando al peor de los mundos?’ Yo, Alberto Fernández. Una frase desopilante en boca de cualquier mandatario periférico que, dicha por nuestro ‘presidente’ en modo Rolo Puente, ya es antológica. Difícil de superarla en el tiempo de mandato que le queda desde hoy hasta que vuelva a la concesionaria, en diciembre”. (2)

SIN DUDA
La legislación local como las cartas orgánicas favorece la relación de cercanía entre la población y los administradores públicos circunstanciales, más allá que estos últimos tiendan a perpetuarse en el poder inclusive amañando normas.

PARA PENSAR Y ACTUAR
Polibio vivió hace unos 2200 años. Pero su mirada nos interpela hoy. Considerado uno de los grandes historiadores de todos los tiempos, permaneció en las sombras durante siglos hasta que el Renacimiento lo devolvió a la luz. Maquiavelo se apoyó en él, al igual que Nietszche. Y los filósofos Michel Foucault, en los 80, y Byung-Chul Han en la pospandemia, abordaron uno de sus conceptos claves: la parresía. Es decir, el coraje de decir la verdad. Nada más actual.
Decir la verdad presupone la libertad de expresión, sustento de la democracia. Pero es mucho más que decir lo que nos venga en ganas. Conlleva decir aquello que puede incomodar, que puede incluso resultarnos riesgoso –por ejemplo, si somos políticos o periodistas–, sacándonos de nuestra zona de confort.
‘La parresía obliga a las personas que actúan políticamente a decir lo que es verdad, a preocuparse por la comunidad, utilizando el ‘discurso racional, el discurso de verdad’, remarca el pensador surcoreano en Infocracia, uno de sus últimos ensayos.
Esa obligación de ‘decir lo que es verdad’ corre para los políticos, claro; en particular, para aquellos que están en la función pública o que se candidatean a cargos electivos. No resulta un desafío menor cuando los argentinos nos aprestamos este año para otra campaña por la presidencia de la Nación.
Basta con que repasemos la agenda pública, con una mano en el corazón, para evaluar si quienes se candidatean a algún cargo público nos dicen lo que realmente piensan o lo que creen que queremos escuchar. Veamos la lucha contra el narcotráfico, por ejemplo. ¿Las propuestas que escuchamos solucionan el flagelo que sacude, sin ir más lejos, a Rosario? ¿O son eslóganes tan vacuos como fue el anunciado envío de unos pocos militares, desarmados? ¿Algún político se animará a decir frente a las cámaras lo que sí dicen fuera de micrófono? Esto es, que es necesaria una intervención federal, sea parcial o total, de la provincia.
Podemos añadir ejemplos. Como el de las tarifas de los servicios públicos, cuyo retraso llevó a que una cuestión sectorial se convirtiera en un obstáculo macroeconómico mayúsculo. Pero en vez de encarar las soluciones de fondo, de un lado de la grieta reaccionan con una intervención por 180 días de Edesur y del otro, con una denuncia penal contra esa misma empresa. Fuegos artificiales, como lo fueron y son los Precios Cuidados o Justos, o como quieran llamarlos, ante la inflación.
Esa obligación de ‘decir lo que es verdad’, sin embargo, corre también para nosotros, los periodistas, que debemos informar con valentía, a pesar de las presiones o las amenazas, ya sean de anunciantes, políticos, dueños de medios o redes sociales. Pero sin caer tampoco en la diatriba, la bajada de línea, el discurso de odio ni, tampoco, en más fuegos artificiales.
Esa obligación de ‘decir lo que es verdad’ corre a contracorriente de tantos postulantes y equipos de campaña que prefieren la comodidad de las frases vacías, de las ‘photo-op’. Sobran las imágenes de candidatos surfeando, tocando la guitarra, saltando baches o con sus perros, pregonando ‘fe y esperanza’, tomando mate, simulando que escuchan a los vecinos en recorridas barriales o besando bebés. Imágenes, en suma, que buscan sintonizar con los votantes, sin comprometerse con definiciones sustanciales, viables y conducentes sobre educación, salud, economía y seguridad, entre otros ejes urgentes.
La parresía crea comunidad. Es esencial para la democracia. Decir la verdad es un acto genuinamente político. La democracia está viva mientras se ejerce la parresía’, remarca Byung-Chul Han, y nos obliga también a los periodistas a preguntarnos cómo abordaremos la cobertura electoral de este año”. (3)

“La portavoz presidencial Gabriela Cerrutti destacó en su cuenta de Twitter la visita del presidente Alberto Fernandez al obra del gasoducto Nestor Kirchner que tal como contó LPO es fiel reflejo de las internas que cruzan al oficialismo.
‘Ayer, con el Presidente, recorrimos las obras del gasoducto Néstor Kirchner. Desde 1986 Argentina no se planteaba la construcción de un gasoducto. Es una obra monumental, cuya primera etapa termina en junio. Vamos a tener autoabastecimiento y poder exportar’.
Tras la publicación raudamente saltó Julio Devido, ex ministro de Planificación de los tres gobiernos kirchneristas al cruce de Cerrutti ‘Esta invisibilidad a nuestra gestión de gobierno 2003-2015 es la misma que sufrieron y sufren los presos arbitrarios, algunos hoy muy enfermos, del actual gobierno’ respondió Devido en sus redes sociales.
Es cierto que durante los 12 años de gestión de Devido se construyeron de 3.000 km de gasoductos bajo administración nacional que conectaron a 3.400.000 hogares de 168 localidades de Formosa, Santa Fe, Chaco, Corrientes y Misiones a la red de distribución nacional. Pero también vale el ejemplo de la provincia de Córdoba que construyó 800 km de gasoducto solo bajo gestión de Schiaretti. ‘Cerrutti se confundió el gasoducto con la copa mundial’ bromeó una fuente de Energía”. (4)

“En la previa de la cumbre de la CELAC, Alberto Fernández recorrió por primera vez las obras del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner en La Pampa acompañado por el gobernador Sergio Ziliotto.
Curiosamente Sergio Massa debió excusarse por problemas salud, según consignaron fuentes oficiales. Tampoco estuvieron presentes las autoridades de la Secretaría de Energía ni los funcionarios a cargo de la ejecución de la obra. (…)
Lo insólito fue que Alberto confundió la fecha de inauguración de la obra poniendo en relieve ‘la importancia de que la misma finalice a mediados del año que viene’. El fallido del Presidente respecto a la fecha de puesta en marcha del gasoducto que será en junio de este año, error que no fue subsanado siquiera en la gacetilla que se distribuyo a la prensa, suscitó suspicacias hacia el interior de un gobierno sumido en sus propias internas”. (5)

NOTA Y REFERENCIAS
Alejandro Rojo Vivot ha realizado capacitaciones ciudadanas en varios países en contextos de violencia armada y zonas de extrema pobreza.
1) Anónimo. Kulfas desmintió a Grabois y negó que haya habilitado la "importación de basura". La Política On Line. Buenos Aires, Argentina. 6 de mayo de 2023.
2) Borensztein, Alejandro. Kicillof: Lo barato sale caro. Clarín. Buenos Aires, Argentina. 9 de abril de 2023.
3) Alconada Mon, Hugo. Nada más actual que el coraje de decir la verdad. La Nación. Buenos Aires, Argentina. 1 de abril de 2023.
4) Glezer, Luciana. Para levantar a Alberto, Cerruti dijo que no se construye un gasoducto desde 1986 y enfureció al kirchnerismo. La Política OnLine. Buenos Aires, Argentina. 20 de enero de 2023.
5) Glezer, Luciana. Alberto se sacó una foto en el gasoducto para impresionar a Lula y confundió la fecha de inauguración. La Política OnLine. Buenos Aires, Argentina. 20 de enero de 2023.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

Te puede interesar
65b0829359026-horizontal-pieza-8-noticias_620_349!

CARTAS ORGÁNICAS: APORTES CIUDADANOS

Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Opinión 21/03/2024

Hay muchas herramientas para trabajar, pensar, leer e informarse y poder ser ciudadanos con ganas de participar y aportar a nuestras sociedades desde distintos lugares y activamente. Alejandro Rojo Vivot - Escritor nos da muchas herramientas para tener en cuenta.

20230608090722_photo-2023-06-08-09-07-08

APUNTES CIUDADANOS: POLÍTICO, ESCRITOR Y ALGO MÁS

Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Opinión 25/02/2024

Hay pocos ejemplos en la actualidad de empresario, abogado, novelista y político que sea honesto, ético como el ejemplo que Alejandro Rojo Vivot nos da en esta columna. Quédese y lea, una linda invitación para toda la semana y para siempre. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CDXXIII.

658f5a3de0b9d-horizontal-pieza-noticia_940_612!

CARTAS ORGÁNICAS: MANIPULACIONES ELECTORALES

Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Opinión 07/03/2024

Cuanto más transparentes sean los procesos podremos empezar a tener mejor democracia por eso hay que trabajar y participar sin claudicar en el camino por lo que hay enfrente. Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor.

Soy fascista y que Alberto Ottalagano

APUNTES CIUDADANOS: ¿ALGÚN DÍA CAMBIARÁ?

Alejandro Rojo Vivot - Escritor
Opinión 14/04/2024

El título de la columna de Alejandro Rojo Vivot de hoy es un disparador para pensar, reflexionar y que podemos cada uno de nosotros para realmente cambiar esta dura realidad que nos toca vivir y eso sin dudas cada uno desde su lugar muchas cosas puede colaborar para la sociedad que vivimos.

Lo más visto
486B0497-2A33-42CF-B340-DFBB1313790C

El Chaltén: La crisis habitacional comienza a afectar la educación inicial

Hector Lara
El Chaltén 13/04/2024

Una vez más el problema habitacional que atraviesa la localidad de El Chaltén inevitablemente afecta distintos ámbitos. En este caso la educación en el nivel inicial, donde el Jardín de Infantes N 46 se ha quedado sin docentes para las salas de 3, afectando a veinticinco alumnos que ya habían iniciado la adaptación. Hablamos con Karen, madre de un alumno que nos comenta de la situación y el reclamo que quieren visibilizar.