APUNTES CIUDADANOS: ACTIVO HUMOR POLÍTICO

Opinión 23 de agosto de 2020 Por Alejandro Rojo Vivot
La política y la sociedad en cada país, tiene por suerte al humor político para dejarlo plasmado a través de los años de distintas maneras como publicaciones y Alejandro Rojo Vivot (1) nos da muy buenos ejemplo de esto. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CCCXXXI.
rufino Chile

Ilustracion: ALEJANDRO MONTENEGRO (RUFINO) (1949) CHILE

“Este otro factor está constituido por la condición, antes indicada, de que para aceptar algo como la ingenuidad tiene que sernos conocida la falta de coerción íntima de la persona productora. Sólo cuando esta falta nos consta reímos en lugar de indignarnos”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1938)

 

La historia social y política puede también ser investigada, analizada y debatida, incluyendo el desarrollo del humor político como una perspectiva de época de real valía.

Al respecto es importante observar cómo el humor es empleado sin atribuirle incidencias determinantes aunque sí relevantes.

Los aportes humorísticos se encuentran en los distintos sectores en pugna por acceder y mantenerse en poder, quedando en cada grupo la capacidad de desarrollarlo y difundirlo.

También, desde luego, que muchos de los humoristas trabajan para resaltar cuestiones de la política y de sus consecuencias sin abrazar unilateralmente a, por caso, al oficialismo o la oposición, más allá que además puedan ser utilizados partidariamente, inclusive apropiándose indebidamente de ciertos trabajos o dándole connotaciones que sus autores estuvieron lejos de imaginarlos así.

Lo que sí queda en claro es la destacada capacidad de incidencia pública del humor político, de ahí que es importante tenerlo en cuenta, sin tampoco, por caso atribuirle al chiste que puede reemplazar a la inteligencia e intereses del electorado.

Salvador Guillermo Allende Gossens (1908-1973), derrocado por la dictadura militar más sangrienta de Chile, que se prolongó por 17 nefastos años, también enfrentó una férrea oposición a través de varios medios de comunicación social, que competían con los oficialistas.

Cabe recordar que fue cuatro veces candidato llegando a la Presidencia en 1970 con el 36,6 % de los votos, ratificado por el Congreso Nacional. Recién la Constitución de 1980 estableció el sistema de doble vuelta o balotaje, [3] por el cual el contendiente en definitiva elegido lo hace con, por lo menos, con la mitad más uno de los sufragios válidos. [4]

Su nieta, Marcia Tambutti Allende, (1971) realizadora del documental de largo metraje, ganador el Premio al Mejor Documental, Festival de Canes 2015, expresó: “Mi abuelo, Salvador Allende, usaba el humor como arma de seducción”.

También, por caso, Osvaldo Puccio Giesen, quien fue su secretario privado, destacó su sarcasmo y sentido de humor. [5]

Asimismo, en el mismo sentido, se puede consultar al trabajo del político, docente y periodista Luis Nicolás Corvalán Lepe (1916-2010), que fue secretario general del Partido Comunista de Chile (PCCh) (1958-1990). [6]

El periodista y escritor chileno Hernán Millas Correas (1921-2016), Premio Nacional de Periodismo (1985), en 1974 presentó su recopilación “Francotiradores del humor. Combatieron el marxismo con el arma más peligrosa: la risa”, reuniendo a siete autores que, con sus artículos, viñetas, caricaturas, etcétera, expresaron sus críticas al gobierno destacando aspectos como el desabastecimiento de algunos productos esenciales.

El diario “Tribuna” (1971-1973) fue uno de los principales medios periodísticos en realizar una pública oposición al Gobierno, empleado de manera muy particular el humor político, utilizando un estilo de expresión similar al que caracterizó a los oficialistas medios gráficos Puro Chile y Clarín. Sus propietarios fueron dirigentes del Partido Nacional.

En el mismo sentido, en 1971 se creó la revista “Que pasa”.


[1] Expositor en el Taller Participativo “Ambiente y comunidad, aquí y ahora es posible, entre todos”. Asociación Ambiente Sur. El Chaltén, Provincia de Santa Cruz, Argentina. (2015).
[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1135. Madrid, España. 1973.
[3] Ballottage (francés) proviene del verbo ballotter: votar con bolillas.
[4] En Chile se está desarrollando un proceso de referéndum en cuanto a la actual Constitución.
[5] Puccio, Osvaldo. En cuarto de siglo con Allende: recuerdos de su secretario privado. Páginas 145 y 179. Editorial Emisión. Santiago de Chile, Chile. 1985.
[6] Corvalán, Luis. De lo vivido y peleado. Memorias. LOM Ediciones. Santiago de Chile, Chile. 1997.

Te puede interesar