Así está planificada la reapertura turística de Bariloche para octubre

Turismo 24/09/2020 Por Hosteltur
La provincia de Río Negro realizó el pedido formal al Gobierno nacional para que habilite la llegada al municipio de visitantes intraprovinciales como “prueba piloto”, días antes de la probable reapertura del cabotaje. ¿Cómo funcionará el sistema de “permisos”? ¿Qué podrán hacer y qué no los visitantes?
Bariloche

La gobernadora de la provincia de Río Negro, Arabela Carreras; y el intendente de la ciudad de San Carlos de Bariloche, Gustavo Genuso, se reunieron este martes con el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, para comenzar a coordinar de manera oficial la reapertura turística del municipio, uno de los destinos turísticos más importantes de la Argentina y de América Latina.

En efecto, tras un largo trabajo de la ciudad y de la provincia, los funcionarios concurrieron a la cartera nacional para presentar los protocolos definitivos con los que solicitan volver a recibir turistas en los primeros días de octubre, tras siete meses sin esta actividad, que es una de las principales generadoras de divisas para esa región.

Ahora la Nación debe analizar si la propuesta de la provincia cumple con todos los requisitos del Ministerio de Salud y si es posible de acuerdo a la evolución epidemiológica rionegrina, barilochense y de todo el norte de la Patagonia andina.

¿Cómo funcionará este sistema? Uniendo las prácticas más eficientes de quienes ya han reiniciado su actividad en el país y en la región. Se creó una página web en la que los alojamientos habilitados se registran como prestadores y declaran cumplir con todos los protocolos de bioseguridad, y cuyo cumplimiento será luego fiscalizado por el municipio.

El pasajero (en una primera etapa sólo rionegrinos) contratará uno de esos alojamientos y el establecimiento le emitirá un “permiso” con el que podrá ingresar a la ciudad. Entre los requisitos obligatorios se encuentran completar una declaración jurada y contar con una asistencia médica con cobertura para casos de COVID-19 (hoy prácticamente todas lo incluyen).

Según lo aclaró Burlon, los visitantes de la provincia deberán llegar en sus propios vehículos, porque el transporte público no estará habilitado todavía, pero una vez en Bariloche podrán hacer la misma vida que cualquiera de sus ciudadanos. Por ejemplo, podrán comer en restaurantes y tomar algo en las típicas cervecerías, con la salvedad de que deben hacer una reserva previa; podrán comprar en los comercios de recuerdos o en las clásicas chocolaterías; recorrer los circuitos y miradores; e incluso practicar numerosas actividades como pesca deportiva, kayak, rafting, trekking o mountainbike, siempre bajo los protocolos de Nación, aplicados por los prestadores.

¿Qué no podrán hacer? Ascender a los cerros Catedral, Campanario y Otto; o disfrutar de las navegaciones por el lago Nahuel Huapi. Sin embargo, esto podría cambiar con el correr de las semanas.

Finalmente, el funcionario barilochense aseguró que es muy importante que se habilite la actividad turística bajo esas condiciones, ya que se trata de una industria clave para la economía de la ciudad y el municipio viene trabajando en la preparación de todo su ecosistema para recibir a los visitantes con todas las condiciones de seguridad. Y no es para menos: de cara a la “nueva normalidad”, Bariloche se viene consolidando al frente de todas las búsquedas de viajes en el país, según los informes de las principales agencias de viajes y metabuscadores, junto a Buenos Aires e Iguazú. Por eso, se encuentra en los planes de todas las compañías aéreas para la reapertura.

Por Rolando Klempert - Hosteltur

Te puede interesar