APUNTES CIUDADANOS: LA LIBERTAD AGREDIDA

Opinión 04/10/2020 Por Alejandro Rojo Vivot
La Democracia se puede siempre mejorar y es el sistema donde la libertad de expresión es algo importante. Alejandro Rojo Vivot (1), escribe sobre esto, de la censura durante la última dictadura militar chilena (1973-1990) y como el humor continuo adelante a pesar de todo. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CCXXXVII
Sucesos Nº 351 Santiago, Chile 27 mayo 1909 dibujo Fly Ptte Montt

Ilustración: FLY. PRESIDENTE MONTT.  REVISTA SUCESOS. N° 351. SANTIAGO, CHILE 27 DE MAYO DE 1909

“No sabemos lo que nos causa placer ni de qué reímos. Esta inseguridad de nuestro juicio puede quizá haber proporcionado el motivo para la formación de lo que estrictamente denominamos ʽchiste”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Los regímenes autoritarios bien saben que la libertad como derecho humano universal debe ser restringida o anulada para poder tratar de ejercer la suma de los poderes tratando anular a los otros, autoerigiéndose en los fundadores de una nueva patria donde el que piensa distinto es un enemigo y un traidor.

Siempre a la democracia se la mejora y expande con más democracia; con democracia de calidad diferenciándose, por caso, de la democracia meramente formal, de los artilugios amañados por los cuales unos pocos deciden en nombre de todos, perpetuándose hasta su debacle.

La censura previa menoscaba la condición humana como la persecución de quienes públicamente expresan sus ideas e informaciones.

También la censura previa busca eliminar al humor político cuando el mismo ejerce el derecho a la opinión y a la información en libertad.

La sangrienta dictadura chilena (1973-1990) comenzó su primer día prohibiendo que la población pueda ejercer libremente su derecho a saber de qué se trata, inclusive riéndose.

De alguna manera, los fusiles de la dictadura condicionaron el desarrollo del humor político con amplios y ricos antecedentes y valores presentes; la gente, poco a poco, a pesar del horror de la violencia autocrática fue encontrando el humor, aunque sea furtiva y sigilosamente; con inteligencia y perseverancia.

“La junta de Gobierno desea mantener informada a la opinión pública sobre los acontecimientos nacionales. De acuerdo con lo dispuesto en los bandos hasta ahora emitidos y por encontrarse el país en Estado de Sitio, se ha dispuesto ejercer sobre los medios de publicación una estricta Censura de Prensa.

Como medida precautoria durante el día 12 de septiembre de 1973, se ha autorizado solamente la emisión de los siguientes diarios: ʽEl Mercurioʼ y la ʽTercera de la Horaʼ.

Paulatinamente serán autorizadas otras publicaciones. Se considerará que las Empresas no indicadas por este Bando, deberán considerarse de hecho clausuradas.

Se ha designado una Oficina de Censura de Prensa, que funcionará en la Academia Politécnica Militar (San Ignacio Nº 242), que tendrá bajo su control las publicaciones escritas autorizadas; el sistema a emplear será el de CENSURA a la edición impresa. Por lo tanto los Directores (SIC) de los diarios mencionados tendrán la responsabilidad de entregar diariamente antes de su emisión las respectivas muestras para poder proceder a su revisión.

Se advierte que la emisión (SIC) de todo otro órgano de prensa escrita que no sea debidamente autorizada será requisada y destruida.

El Gobierno Militar está empeñado en lograr una depuración de las publicaciones, en orden de no aceptar en lo sucesivo insultos a personas ni Instituciones (SIC), como asimismo el lenguaje procaz, por lo que se estima de inmediata solución restablecer la convivencia nacional y normas éticas”. [3]

El humor continuó ante la barbarie.


[1] Panelista en el “Encuentro Mundial Chaco 10”. Asunción, Paraguay. (2010). 
[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1103. Madrid, España. 1973.
[3] Junta Militar. Censura y Clausura de medios de prensa. Bando 15. Santiago, Chile. 11 de septiembre de 1973.

Por Alejandro Rojo Vivot - Escritor

Te puede interesar