“Están bien los 34”

Hace 10 años, un trozo de papel arrugado y cuadriculado, con un breve escrito en rojo, despertó una de las mayores alegrías que recuerde el pueblo chileno, y recorrió el mundo que estaba en vilo por la suerte de los 33 hombres atrapados 700 metros bajo tierra, en una mina de Atacama.

“Estamos bien en el refugio los 33” decía el ahora célebre papel, dejando en claro que todos se habían salvado. 

Nos permitimos retocar digitalmente ese escrito, transformando una “E” en una “C”, duplicando letras y hasta injertando la parte de una “T” con una “L” para formar un “4” que le sume uno más al número 33.

“Estamos bien en El Calafate los 34” es la frase que quedó plasmada (Photoshop mediante)  sobre un papel cuadriculado y abollado rápidamente junto a la computadora donde se redacta esta nota.  

Lo que queremos reflejar en esta imagen es la gran alegría, que representa la noticia se dio a conocer anoche. Los 34 casos de COVID-19 que tuvo El Calafate (hasta hora y ojala por siempre) ESTAN RECUPERADOS. 

Algunos de ellos la pasaron muy mal durante su enfermedad. Un turista francés de 82 años estuvo varios días con serio riesgo de perder la vida. Hubo muchos días de angustia de vecinos que esperaban los resultados encerrados en habitaciones, aislados de sus parejas e hijos. 

Hubo desconcierto primero y mucha preocupación luego, cuando varios trabajadores de salud contrajeron la enfermedad y la contagiaron a sus seres queridos.

Hubo cuarentena estricta y anticipada. Prolongada. A no olvidarse: aunque más permisiva, todavía está vigente.

Llegamos a tener la segunda mayor incidencia de contagios en el país. Los profesionales ya aseguraban que el virus iba a circular en El Calafate.

Pero el esfuerzo de una comunidad, guiada por las autoridades políticas y sus equipos; que a su vez están orientados por un comité de asesores, hizo posible revertir una muy difícil situación. Y todo articulado con el gran equipo local de salud.

Todos trabajaron y trabajan como una enorme red, que pudo rodear al virus, atraparlo y sacarlo de esta ciudad.  

Aún falta. Todavía se espera el regreso de decenas de calafateños que Indefectiblemente deberán realizar la cuarentena en un hotel.

Pero hoy por hoy, gracias a todos, podemos hinchar el pecho con orgullo y decir bien claro. “Están bien los 34”.

Te puede interesar